3 pasos para reclamar contra un blog o una web

Si en mi anterior post veíamos cómo proceder en el caso de que nuestro blog recibiese una reclamación que contuviese una solicitud o un mandato de eliminación de un contenido, ya sea texto, fotos, vídeos u otro material, quiero daros en esta ocasión unas pautas muy generales, porque nunca hay dos casos iguales, para que podáis trenzar vuestra propia reclamación contra una web o blog, por alguno de los motivos -seguro que se os ocurren muchos más – que enumeraré más abajo.

Dicho de otra manera, estas son mis 3 recomendaciones básicas para que hagáis vuestro propio escrito de cease & desist, si solicitas que alguien deponga una conducta dañina reiterada contra ti, o bien vuestra reclamación de retirada de contenidos porque consideras que lesiona algún derecho personal o patrimonial que te pertenece; lo que en el derecho americano llaman, takedown notice

Elige bien el destinatario de tu reclamación

Tienes que examinar quién ha realizado el acto que lesiona tus derechos en la web donde está publicado ese comentario, texto, vídeo, grabación, fotografía, etc.

Si en ese blog o web el acto contra el que reclamas lo ha escrito alguien que no es el responsable de la publicación (p. ej. imagina que se produce en un comment por parte de un tercero), deberías notificárselo al webmaster o blogger pero sin recriminarle la actitud de ese tercero. Recuerda que, si bien el artículo 30 de nuestro Código Penal establece una responsabilidad en cascada (primero el autor del comentario y subsidiariamente el director de la publicación donde se produce el acto lesivo), está habiendo un cambio importante de jurisprudencia que señala que el dueño de un blog, de una web, de un foro, no es responsable de los comentarios que en ellos se produzcan, siempre que se obre de buena fe, claro está.

Si ha fracasado el intento de comunicación con el autor de la acción que te lesiona (en tu honor, en tus derechos de propiedad intelectual, en lo relativo a tu intimidad, o a tus datos personales, etc) y el responsable del blog o web donde eso se publica, no se da por enterado y el daño persiste, dirige tu reclamación contra el host del dominio donde se aloja esa página que te afecta.

Haz una exposición ordenada de los hechos que van a motivar tu solicitud de retirada y aporta pruebas al respecto

Casi todas las plataformas de blogs o bien los proveedores de alojamiento tienen un apartado en su web dedicado a explicar cómo hacer una reclamación contra los contenidos hospedados en sus sistemas. Acude a su sistema de reclamación o formulario específico: puede ser más rápido que otros medios tradicionales.

Es muy conveniente que tu reclamación, contenga una separación en párrafos, si es preciso numerados, donde expongas de forma secuencial los hechos que han generado la lesión y si la misma consiste en un sólo acto o, por contra, es reiterada. Conviene, igualmente, que nunca mezcléis argumentos ni entréis en explicaciones intrascendentes que realmente desvíen del fondo del asunto: ello puede inducir a confusión o hacer que la persona que atienda nuestra reclamación pierda el hilo de lo que queráis defender.

El punto central del EXPONE de tu reclamación es donde mencionas qué normativa está infringiendo el blog o la web contra la que reclamas, ya sea una normativa legal, o los propios términos de uso (TOS) o condiciones del host o dueño de la plataforma donde se aloja el blog infractor. Muchas veces, curiosamente, el proveedor de host se moverá más enérgicamente suspendiendo un blog o una web por infracción de sus propios términos, que por la vulneración de una norma legal, más aún si se trata de un país donde ese host no está radicado 😉

Algunas plataformas de blogs te van a exigir que hayas tenido un contacto previo con el autor del post dañino o perjudicial contra tu blog o web, para tratar de solucionar el asunto amistosamente, sin intervención de la propia plataforma. Como decíamos, si el contacto ha sido imposible o el blogger que lesiona tus derechos “pasa de ti” hazlo constar debidamente en tu exposición.

No te quedes corto aportando pruebas. Todas valen: enlaces, capturas, etc.

Centra correctamente tu petición

En el meollo de la solicitud que en el fondo subyace en tu reclamación, sea cordial o enérgica (puede ser perfectamente ambas), tienes que responderte a esta cuestión: “¿Por qué usted, Sr. Blogger, Sr. WordPress, etc, tiene que cerrar ese blog?” Si lo consigues expresar en una frase final de cierre ciñendo tu escrito a una petición firme, tendrás mucho ganado, te lo aseguro.

Es muy importante que no pidas más de lo que de buena fe te puedan dar: no pidas cerrar la web cuando sólo es un post o una frase lo que te perjudica. En esto contradigo a aquellos que piensan que siempre hay que pedir todo para que nos den al menos un poco.

En todo el proceso te aconsejo que te distancies un poco de la problemática, aunque seas tú el implicado. Dale un tono de objetividad a tus afirmaciones.

Y por último, comentaros que mi labor en este blog no tiene nada que ver con otro tipo de acciones que se puedan tomar contra una web que haya fusilado contenido de tu blog sin citarte o que revele datos personales o de mi intimidad sin mi permiso, etc. Mi pequeño cometido es aclararos los cauces legales, normativos, procedimentales… No entro siquiera a valorar que podáis utilizar estrategias SEO o Social Media para dañar la reputación de quien os ha dañado, como me sugerían hace poco en un comment de Bloguismo. Quizás otro día gente más experta que yo como Juanan Milleiro o Álvaro Paricio os puedan hablar de ese tema. Lo dejo como “guante a recoger” o meme.

(La imagen que ilustra el post ha sido compartida bajo licencia Creative Commons en Flickr)

  1. Realmente muy buen artículo Martín!
    Justamente hoy leía en un blog un caso sobre acoso y difamaciones a un blogger, en el que estoy seguro de que no han seguido ninguno de tus pasos.

    Como siempre digo, espero no tener nunca que recurrir a eso (sería señal de que nadie está difamando contra mí jeje) pero otra vez más, me marco este post como favorito 🙂

    Sobre la última frase y ese “guante a recoger”, no sé yo si me veo hablando de estrategias de social media para dañar la reputación de nadie jeje.

    Un saludo y de nuevo, muy buen post!

  2. No es un experto este que opina, pero el hecho de que alguien hable mal de uno provoca que haya mas tráfico en su blog. Para tener visitas en mi blog, cuanto más se hable de mi, bien o mal, mejor. Otra cosa es que se tome material de mi blog (en mi caso es un blog de aficionado en el que hay poco material), y que no se haga referencia a mi URL. Eso es un robo. Yo acostumbro poner un enlace hacia la fuente de donde tomo material para generarle visitas. Lo que no hago es poner contenido en mi blog como si fuera mío, cuando es de otro.

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!