5 beneficios de trabajar por cuenta propia para empresas

La semana pasada estuvimos hablando sobre algunos pros y contras sobre emprender, sacando algunas conclusiones o al menos, esperando que el lector llegue a la propia conclusión de que existen varias opciones y aunque “esté de moda” emprender, existen varias alternativas sobre cómo hacerlo y que incluso puede ser más interesante hacerlo por cuenta ajena si el trabajo lo merece.

La semana pasada estuvimos hablando sobre algunos pros y contras sobre emprender, sacando algunas conclusiones o al menos, esperando que el lector llegue a la propia conclusión de que existen varias opciones y aunque “esté de moda” emprender, existen varias alternativas sobre cómo hacerlo y que incluso puede ser más interesante hacerlo por cuenta ajena si el trabajo lo merece.

 Trabajar por cuenta propia para empresas

Derechos de foto de Fotolia

En el post de hoy, vamos a hablar específicamente sobre los beneficios que aporta trabajar por cuenta propia antes que trabajar por cuenta ajena.

Gracias a un comentario de un lector de Bloguismo, algunos posts leidos y algo de autoreflexión me han servido de inspiración para este post. El comentario decía algo así como “El futuro será de las microempresas y los trabajadores freelance o  autónomos”. Por microempresas entiendo empresas pequeñas con nichos de mercados muy segmentados y “sin demasiadas complicaciones” que contratan empleados autónomos en función del volumen de trabajo que éstas necesitan. Apoyo esta idea al 100%.

Algunos beneficios de trabajar por cuenta propia para empresas son:

  •  Cambias tiempos de trayecto por jornadas laborales. Ten en cuenta que si trabajas desde casa o tienes tu oficina “a pie de pista”, vas a ahorrar entre una y tres horas de trayecto a tu puesto de trabajo cada día. Eso se traduce a una media de entre cinco y quince horas de trabajo improductivo que puedes aprovechar para trabajar con más clientes o adelantar trabajo para tener más tiempo libre.
  • Tienes una mayor flexibilidad para combinar tu vida personal con tu vida laboral. Tú eliges tus horarios, hora arriba u hora abajo, puedes apañarte para dejar varios tweets preparados o algunos posts escritos en un dia full time para por ejemplo, tener nuevas reuniones o, hablando de temas extralaborales, ir a ver un partido de fútbol de tu equipo favorito con tus amigos que han venido de Bélgica.
  • Eres más productivo. Según algunos estudios realizados por Cisco sobre el Global Workplace Study o el IDC Worldwide Mobile Worker Population, el teletrabajador tiene mayor disposición por realizar horas extras frente a la persona que trabaja en empresa. A nivel personal, hasta que no termino de realizar una tarea de la que realmente me siento orgulloso de entregar y mostrar,  no paro de trabajar hasta que lo consiga. Mi trabajo es mi portfolio, mi curriculum y mi identidad. El cliente no sabe si estoy cinco minutos o cinco horas y no le importa, lo realmente importante es el resultado final.
  • Eres más exigente contigo mismo y eso se ve reflejado en tus acciones. Al no tener la opción de “calentar el asiento en tu empresa” y tener que demostrar tu trabajo con resultados, te esfuerzas más porque éstos sean visibles para tu cliente. Como ya hablamos en artículos anteriores, la productividad en empresas falla y esto pasa porque la mentalidad de muchos empresarios sigue siendo que estés en tu lugar de trabajo las ocho o nueve horas establecidas sin importar tanto el trabajo realizado. Tienes un mínimo que realizar un una vez hecho, ¿por qué no empezar a organizar tu fin de semana desde la oficina o hacerte notar en los improductivos grupos del whatsapp?
  • La ropa que lleves, no es lo más importante. ¿Sabías que hay personas que tardan entre diez y veinte minutos en elegir qué es lo que se van a poner ese día? Con esto no quiero decir que recurras al “efecto pijama” que ataca a algunos teletrabajadores, pero en lugar de pensar si ponerte ese modelito u otro simplemente te vistes adecuadamente y  puedes empezar a ganar unos minutos extras desde primera hora de la mañana.

Éstas son algunas ideas que considero que pueden ser relevantes a la hora de plantearte si trabajar en empresa o trabajar por cuenta propia. Al final lo que realmente importan son los resultados y a lo mejor son algunos tips que puedes exponer a ese cliente que no termina de comprender los beneficios de externalizar servicios o trabajar fuera de la empresa.

Si se te ocurren algunas otras ideas o experiencias propias que quieras añadir, me gustaría conocerlas y generar discusión sobre ellas.

Si te ha gustado este post y crees que le puede resultar interesante a tu círculo cercano de amigos, te animo a que lo compartas en redes sociales 🙂

Javier Ruiz-Gago es un profesional del Marketing Online, ligado al mundo de la publicidad, capaz de proporcionar una visión global a la hora de comenzar un proyecto. Social Media Manager Freelance y fundador de adesign, donde ayudan a profesionales y empresas a desarrollar negocios en internet. Colabora con MarketersCV y escribe semanalmente en Bloguismo.

 

  1. Además, Javier, el freelance tenderá a especializarse para diferenciarse, y eso solo puede redundar en una mejora de los servicios a las empresas clientes.
    Excelente post.

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!