Cómo ser blogger, tener hijos, familia y no morir en el intento

Descubre cómo optimizar tu tiempo para ser blogger y dedicar tiempo a tu familia sin que decaiga tu ánimo.

La decisión de abrir un blog suele estar ligada a las aficiones e intereses de las personas. También hay quienes lo hacen para complementar su actividad empresarial o laboral, dado que puede ser una buena herramienta para ganar presencia en Internet y difundir un producto o una idea de negocio entre potenciales clientes.

Cómo ser blogger, tener hijos, familia y no morir en el intento

© JackF – Fotolia.com

El blog suele tener una periodicidad casi diaria. El objetivo es que sus contenidos sean lo más actuales posible, para lo cual es imprescindible que el blogger desarrolle habilidades como la constancia, la disciplina y la capacidad de síntesis.

Sean del tema que sean (y especialmente aquellos que están concebidos como complemento de la actividad laboral), los blogs requieren de tiempo y dedicación. La periodicidad es uno de los factores que más influye de cara a su posicionamiento en el mundo digital, pues es un campo que exige una movilidad constante de contenidos.

Este aspecto adquiere más importancia cuando se trata de personas cuyas tareas de blogger coinciden con su actividad laboral diaria. Y mucho más todavía, si el espacio en que lleva a cabo sus tareas es su propia casa, como sucede con muchos trabajadores autónomos o «freelance».

Para poder compaginar esta labor con otros ámbitos de la vida diaria (la educación de los hijos, la familia, los compromisos sociales o, incluso, la actividad laboral, etc.) es indispensable que tomes nota de algunas recomendaciones:

– Elaborar un plan del día:

Realiza un cuadro con tus diferentes proyectos profesionales y el tiempo estimado que invertirás en cada uno. En caso de que las obligaciones no sean a largo plazo, lo ideal es que, a primera hora de la jornada, establezcas las prioridades en función de lo urgentes que puedan ser. Esto evitará que tus labores se muevan en el peligroso terreno de la improvisación. Sin embargo, es igualmente importante que en los horarios dejes el tiempo suficiente para las pausas y actividades como recoger a los niños del cole, ir al gimnasio o a la compra, etc. Guarda un poco de tiempo cada día también para imprevistos. Así evitarás frustrarte por tener que atrasar tareas o no tener tiempo para terminar todas las que te habías propuesto.

– Respetar los horarios:

Una vez elaborado ese horario, debes hacer todo lo posible por respetarlo. Esto implica responder a los correos y las llamadas sólo en horarios de trabajo, los cuales deben ser de conocimiento del cliente del proyecto. Aparte, es ideal abrir un buzón especial para los proyectos y evitar las constantes consultas a otras herramientas como la mensajería instantánea y que funcionan como robatiempos.

– Un espacio adecuado:

Es primordial que el sitio de operaciones sea cómodo, agradable y que, en lo posible, no interfiera con otras actividades diarias de la casa. En concreto, intenta tener un estudio u oficina particular que destines exclusivamente a este uso.

– Tiempo para las vacaciones:

El hecho de que trabajes desde tu propia casa, no quiere decir que no puedas disfrutar de días de descanso, debes separar tus negocios en Internet de lo que es tu vida personal. Tú mismo debes establecer los límites de tu labor de «freelance». En tu horario de tareas, es recomendable que incluyas jornadas de este tipo y que, una vez las hayas decidido, se lo avises con antelación a sus clientes. Sólo así podrás mantener el límite entre las labores del trabajo y las de casa. Aparte, unas buenas vacaciones siempre ayudan a que desconectes y regreses más motivado a tu trabajo.

EEF_Ana_CalzadaAna Calzada, periodista y especialista en comunicación para Pymes y Empresas. Es colaboradora de diversos blogs relacionados con este tema, como Blogoempresa y redactora en Eaeprogramas.es/Empresa-familiar, del que es la redactora principal. Además, ha colaborado como formadora con escuelas de negocios como ENyD (Escuela de Negocios y Dirección de Madrid) y como asesora de varias empresas de nuestro país.

//

 

  1. De todas las pautas, la fundamental es la de respetar el horario. Sino acabas rascando tiempo de todos los sitios y acabas sin hacer nada como Dios manda.

  2. Muy interesante tu artículo, Ana. Lo valoro, especialmente, porque trabajo en casa como redactora; hay veces en las que es difícil no solapar el trabajo con los demás.

    Tendré en cuenta tus consejos. Gracias y saludos

  3. Recien empiezo con mi blog, encuentro este post, muy bueno y veo que yo soy de los que improviso por falta de tiempo y los “no horarios” de mi niña de 10 meses… Tengo que buscar unas horas fijas al día para poder dedicarme a mi proyecto. Gracias.

  4. Buen post Ana. No tengo hijos pero seguro esto ayudará a los que necesiten optimizar más su tiempo. Realizar un plan de contenidos que contenga un calendario e ideas futuras para escribir es indispensable.

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!