Cómo escribir la primera entrada de mi blog

Deja de postponer ese momento tan amargo y decídete de una vez por todas a escribir artículos no sin antes tener en cuenta una serie de puntos que van a ayudarte a redactarlo con éxito.

Al fin nos hemos decidido a arrancar con nuestro blog o a escribir la primera entrada como invitado en un blog externo, es un paso que nos ha costado darlo pero que finalmente queremos hacerlo por una o varias razones:

  • Queremos tener más visibilidad y reputación
  • Conseguir más leads
  • Conseguir más clientes
  • Queremos ponernos a prueba
  • Demostración de nuestra experiencia
  • Profundizar sobre algunos temas y aprender más
  • Quiero mejorar a mi competencia

 Cómo escribir la primera entrada de mi blog

© bahrialtay – Fotolia.com

El tema es que cada vez que uno sale de lo que se llama ‘Zona de Confort’ y se pone a prueba aterrizando en nuevas situaciones que no se siente cómodo, de ahí que se llame zona de confort, empieza a notar una serie de males alrededor del cuerpo tales como inseguridad, dubitación, falta de autoestima y además, una fuerza externa que sin saber exactamente de dónde viene, nos empuja a postponerlo todo para el día siguiente, ese día siguiente que nunca llega. Al final se produce una carga en tu interior que, aunque no te des cuenta la llevas y cada día se te irá haciendo más pesada. Se llama procrastinación y es algo que nos ha pasado o pasa a muchos.

Por tanto, deja de postponer ese momento tan amargo y decídete de una vez por todas a escribir artículos no sin antes:

  • Tener preparado, diseñado y optimizado tu blog y la idea que gira en torno a él (en caso de ser propio).
  • Haber elegido una temática concreta
  • Haber hecho un estudio de la competencia
  • Tratar de diferenciarte de la competencia
  • Leer blogs de tu temática a menudo
  • Tener varios artículos preparados
  • Tener un perfil de la audiencia a la que te vas a dirigir
  • Saber cuales son tus objetivos
  • Planear cómo conseguir esos objetivos

Como último punto añadiría algo: tenlo claro y ten tu vida lo más organizada posible, ten en cuenta que te va a quitar algo de tiempo.

Una vez habiendo realizado los pasos anteriores en profundidad, podríamos decir que estamos preparados para ponernos manos a la obra a escribir la primera entrada de nuestro blog:

  • Haz un croquis de tu post. Prepara en una hoja de papel un borrador muy breve de cómo va a ser tu post. Introducción, cuerpo y conclusión, siendo el cuerpo la parte más extensa y donde el lector debe centrar su atención. Si sigues el croquis te será más sencillo e intuitivo redactar el post.
  • Evita todo tipo de distracciones. Apaga el móvil, no mires el Facebook, tampoco Twitter ni ningún tipo de red social. Ponte cómodo y sumérgete en tu burbuja, con algo de beber, la mesa despejada y a ser posible en tu habitual sitio de trabajo (si es el que más te inspira).
  • No mires atrás. Groso error estar continuamente mirando atrás para tratar de corregir cada párrafo, incluso falta de ortografía que hayas podido tener. Escribe de seguido tus ideas con más o menos sentido, luego ya tendrás tiempo de recuperar.
  • Habla de lo que mejor se te de. Cuando escribes un post tienes varias opciones para sacar ideas para tu entrada, pero lo mejor que puedes hacer para que tu primera entrada sea agradable es empezar a hablar de lo que más hayas practicado.
  • Comprueba tres veces cómo quedó tu post. A mi me funciona escribir de una tirada, revisar la otrografía y el sentido de todas las frases, colgar el post en el blog como borrador y volver a leer. Finalmente releer después de cenar o a la mañana siguiente a ver si ha quedado todo claro y conciso. Más de tres veces me parece excesivo y puede llevar a la sobrecarga.

No existe el post perfecto ya que siempre hay algo que se puede mejorar, por el contrario hay veces que tratando de mejorar algo muy bueno, nos sobrecargamos e incluso lo empeoramos. El factor tiempo es importante para todos así que más vale sacar las entradas mensuales que nos hayamos propuesto y no bajar la frecuencia sino aumentarla, si podemos con el tiempo. Antes de lanzar el primer post es aconsejable que tengas varios posts escritos, cuatro o cinco, para que el blog de mejor impresión y el usuario pueda navegar por tus artículos. Y recuerda, siempre hay una primera vez para todo 😉

¿Se te ocurren algunas ideas que añadir a esa primera vez?

¿Te ha gustado el post? Pues en ese caso a mi me gustaría que lo compartieses en Redes Sociales para poder ayudar también a otros. Gracias de antemano.

Javier Ruiz-Gago es un profesional del Marketing Online, ligado al mundo de la publicidad, capaz de proporcionar una visión global a la hora de comenzar un proyecto. Social Media Manager Freelance y fundador de adesign, donde ayudan a profesionales y empresas a desarrollar negocios en internet. Colabora con MarketersCV y escribe semanalmente en Bloguismo.

  1. Buenas,

    Interesante artículo. Coincido en muchas de las ideas que se exponen.
    Sin embargo, con la experiencia, te das cuenta de que con el tiempo vas cogiendo el tono para escribir en tu blog.
    Lo más importante es, para mi no cogerle miedo a ese primer artículo. Si ya tenemos el blog creado, hacer el primer post es un trámite para empezar a rodar.

  2. David Bareiro 13-6-2013, 14:21

    Muy buenos consejos, gracias por compartir con quienes estamos pensando en abrir un blog o colaborar en uno.

    Saludos cordiales.

  3. Excelente artículo el primer post se asemeja a enfrentarte al lienzo en blanco, luego teniendo claro que quieres pintar todo es fluido. En mi caso lanzarme ha permitido poner en relación a personas que querían aprender a pintar con acuarelas.

  4. El miedo a que vean tus errores te bloquea la mente, todos queremos hacer un gran post pero eso conlleva tiempo y experiencia. Hay que ser mas arriesgados!
    Saludos!

    • En realidad, lo suyo es hacerse un calendario de publicación e intentar escribir lo máximo posible, aunque publiques dos veces por semana, escribes cuatro y vas guardando posts por si no tienes tiempo un día para ir cogiendo hábito.

      Respecto a los errores, nadie es perfecto y hay veces que se escriben mejores o peores posts, lo curioso es que a veces los que piensas que son tan elaborados (o no han salido como tú exactamente querías) tienen un éxito tremendo para los lectores.

      Saludos Miguel!

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!