El e-commerce: un fenómeno digital que aspira a lo más alto

El e-commerce ha ido ganando fuerza y tracción en los últimos años gracias a su normalización aumentando el consumo a través de estas plataformas.

Las cifras en España lo respaldan y dejan entrever un futuro más grande todavía.

De un 48% de la población española a un 62% del total del país, o lo que es lo mismo, de algo más de 17 millones de personas a más de 24 millones de personas. Esas son las cifras que ha registrado el e-commerce en cuanto a número de clientes en España, esas son las cifras que demuestran el poder de la revolución e-commerce.

Internet llegó hace ya varias décadas a nuestros hogares, y ahora nos acompaña incluso cuando estamos fuera de estos. A través de los smartphones, disponemos de una ventana al mundo que nos ofrece acceso ilimitado a la información, como también a infinidad de servicios y productos, con el comercio electrónico a la cabeza de las propuestas disponibles.

El comercio online ha ido ganando fuerza y tracción en los últimos años gracias a su normalización. Ahora, que nos encontramos mucho más familiarizados con los entornos digitales y que las nuevas generaciones llegan “con un iPad bajo el brazo”, es lógico que el consumo a través de estas plataformas aumente. Son algo totalmente normal y, además, han demostrado tener una fiabilidad más que aplastante.

El mayor escepticismo que rodeaba a estas plataformas antaño era todo lo relacionado con los pagos. La falta de seguridad que había hace años ha desaparecido en favor de las pasarelas de pago seguras y el respaldo de las grandes entidades bancarias. Al mejorar toda esta estructura, se ha reforzado la confianza del consumidor, que poco a poco ha ido viendo cómo sus compras se efectuaban sin problemas.

Este ha sido un gran impulso. Otro ha sido, sin duda alguna, lo que Amazon ha conseguido. La compañía de Jeff Bezos se ha extendido rápidamente por todo el mundo, ofreciendo un catálogo que no deja de crecer y unas calidades que demuestran lo que internet puede hacer por nosotros en cuanto a comodidad. Ojeas su plataforma, eliges lo que quieres, lo compras y en un día puede estar en tu domicilio.
No sorprende que el e-commerce esté creciendo de esa forma. Desde la perspectiva del consumidor está repleto de ventajas, y para las empresas es una nueva manera de acercarse a una base de clientes mucho más grande. Ofrece ventajas para todos, y eso está desatando una tormenta perfecta para garantizar que siga creciendo mucho más en los próximos años.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!