Hilando relatos… El relato cinematográfico

El cine está lleno de relatos, de historias dentro de historias, aventuras entrelazadas a través de los lugares, los personajes o del propio hilo conductor del relato.

Hablamos del relato literario y del periodístico pero, ojo con el cinematográfico…

El cine está lleno de relatos, de historias dentro de historias, aventuras entrelazadas a través de los lugares, los personajes o del propio hilo conductor del relato; y en el cine, además, se multiplican las posibilidades a la hora de alentar, despertar y provocar la emocionalidad de lector del relato literario que es aquí un espectador.

El relato cinematográfico

© Anatoly Maslennikov – Fotolia.com

En el relato literario el despertar emocional queda en manos de la buena pluma del escritor y de la imaginación del lector, no sé si en partes iguales, pero casi; en cambio en el relato cinematográfico el espectador puede mantener una actitud casi pasiva y alcanzar ese punto y grado de emocionalidad que buscamos, que no es otro que el estado de ánimo justo para rendirlo a nuestro producto.

Y es que el cine tiene más recursos que el papel, el espectador no ha de imaginar a los personajes, pintar los lugares, soñar la música… el relato, además de narrarse en el modo narrativo que fuera, se viste con el artificio necesario para acariciar los sentidos del espectador; de ahí las bandas sonoras, los efectos especiales… y que el día menos pensado mientras en la pantalla la protagonista se perfuma, sentiremos tal aroma en la sala de modo que quede por siempre fijado en nuestro inconsciente el aroma de esa esencia junto a la belleza de la actriz y la magia de su momento cinematográfico.

Cuanto más avanzamos en el mundo de los relatos o, por ser más exactos, en los relatos en el mundo, descubrimos más posibilidades gracias, en definitiva, al descubrimiento de nuevos recursos; claro que si hablamos de recursos y herramientas para contar una historia, sacamos los pies del cesto de la construcción de un relato para plantarlos en el del modo de contar ese relato.

Y si hablamos de medios para contar relatos, llegamos donde llegó Jenkins, nada menos, cuando acuñó el término Transmedia Storytelling.

Tanto para quienes Transmedia les diga algo como para los profanos en la materia, he aquí una buena noticia: ¿qué tal una sesión TED de Transmedia? No en inglés ni vía web, en persona y en Madrid:

TEDx Gran Vía – Transmedia

 

Berta Rivera es una filóloga que trabaja en ventas, relata en loff.it, escribe un blog (ahora vergonzosamente desactualizado) y cuenta cuentos al caer la noche por esas cosas de la maternidad. Me declaro fan de la creatividad aplicada a la vida, a las pequeñas cosas y a la comunicación… porque las cosas no se dicen, se cuentan.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!