Hola, ¿hay alguien ahí?

Cuando se empieza un blog, un proyecto, un negocio…, seguro que alguna vez te han dado ganas de gritar en la red “Hola, ¿hay alguien ahí?

Cuando se empieza un blog, un proyecto, un negocio…, seguro que alguna vez te han dado ganas de gritar en la red esa frase. Y si no eres una de ellas, puedes considerarte una persona afortunada.

Pero si te has sentido así, te comprendo.

Hola, ¿hay alguien ahí?

© lassedesignen – Fotolia.com

Cuando empiezas, lo haces con ilusión, pensando que en cuanto empieces a crear contenido, tengas un blog o una web, la gente va a venir como abejas a la miel. Empiezas a sentir en el estómago esas mariposas de anhelo, esperanza y temor a la vez.

Quizás de no gustar, de no estar a la altura, de no ser suficientemente bueno, de dudas, de no saber que va a pasar, de críticas. . .el caso es que aún así escribes, o grabas podcast o videos, y los publicas.

Casi sientes el eco detrás de lo que escribes, como si pregonaras en el desierto…, no hay comentarios, no hay correos, no hay mensajes, no sabes si gusta, si creen que es un horror, y…, evidentemente te pones en lo peor. Esto no va bien, seguro que no lo consideran relevante, interesante o no lo hago bien.

El feedback de tu audiencia te da una idea de por dónde vas, te orienta sobre sus intereses, sus problemas, sus obstáculos, sus deseos. . .y en base a eso puedes ajustar mejor el material que creas. Sabes que lo que haces le interesa a alguien, ayuda a alguien, reconocen tu trabajo, dialogan, comparten, comentan y eso te da empuje y motivación para seguir, para generar más, para ahondar más en buscar soluciones y para dar sentido a tu trabajo. Así que ese es uno de tus objetivos.

¿Qué ocurre entonces cuando no obtienes ese feedback? ¿Cómo consigues darle la vuelta a la tortilla?

Pues…

Con Paciencia. Si crees que al cabo de unos cuantos post ya no vale la pena seguir, es que muy perseverante no eres. La paciencia y la constancia tienen que ser tus íntimas amigas, sin ellas tiraras la toalla a la primera de cambio y perderás la oportunidad de hacer lo que te gusta y poder ayudar a otros. Sigue y los resultados llegaran.

No hagas lo que crees que interesa, pregunta. Si has conseguido pasar el primer punto, y empiezas a recibir comentarios y correos con preguntas, sugerencias y dudas, tienes material para seguir escribiendo lo que de verdad les ayuda e interesa, y si no es así, pregunta, pide que te dejen comentarios, haz preguntas, manda emails para que te pregunten, haz llamadas a la acción, incita a que te hablen, para que te cuenten, y así saber de primera mano qué es lo que es relevante para ellos.

Dirígete a tu posible cliente poniéndote en su piel. No sirve para definir a tu audiencia que sea una descripción genérica. Aunque creas que si concretas mucho vas a perder audiencia, es totalmente al contrario. Te leerán y seguirán los que conecten contigo y podrás encajar mucho mejor lo que les cuentas con lo que necesitan. Se trata de ponerte en su lugar, en su piel, en su mente, pregúntate cómo es su día a día, que es lo primero que piensan cuando se levantan y lo último al acostarse. Averigua que les preocupa, que hacen, si tienen familia, su situación familiar, económica, social, lo que leen, en que pasan su tiempo libre, a quien siguen, que música oyen, que películas ven. . .te puede parecer algo exagerado, pero yo cuando le hice una radiografía a mi cliente, descubrí un montón de cosas que fueron muy útiles para mi comunicación con ellos.

Genera confianza. Se accesible, contesta siempre a todos los comentarios tanto en el blog, como en redes sociales como en los correos que te mandan. En la medida de lo que puedas, claro. Para que la gente interactúe necesita confiar y saber que lo oyes, lo ves y lo escuchas. ¿Si no para qué va a decirte nada? Sé una persona íntegra, transparente y coherente. Alguien que dice o piensa una cosa y hace otra, no suele generar mucha confianza.

No puedes gustar a todo el mundo. Eso ya lo hemos tratado en un punto anterior, hay que asumir que no podemos gustar a todo el mundo. Si alguien se desapunta de nuestra lista o nos hace un comentario contrario a nuestro punto de vista, o simplemente nos confiesa que no comparte lo que hacemos o como lo hacemos, no es un drama, simplemente corresponde a la diversidad de gente que existe, acéptalo y alégrate, te ayuda a mejorar o simplemente te muestra que hay otras versiones. Por eso asume que como más autentico sea lo que digas y de verdad lo sientas, más conectaras con tu público ideal y se producirá una selección natural.

Muévete donde ellos se muevan. Una vez has identificado a quien te diriges, a quien le hablas y a quien le escribes, sabrás donde se mueven, que es lo que frecuentan, cómo pueden encontrarte. El universo de internet es inmenso, necesitas ser visible en sitios donde sabes que se encuentran, que preguntan, que buscan. En revistas, en portales, en blogs de otros, en publicaciones, en asociaciones, en plataformas…

Una vez lo identifiques, considera colaborar allí y asegurarte de que tu audiencia puede encontrarte fácilmente.

Si te encuentras todavía en ese punto de eco, quiero animarte a seguir, porque tarde o temprano te devuelven el sonido y si por el contrario llevas tiempo y obtienes feedback, te sugiero que sigas así, aplicando alguno o todos los puntos que hemos tratado aquí para seguir incrementando tu público, tus prospectos, tus clientes y poder ayudar a más personas cada vez.

Me encantará que me dejes un comentario y compartas que haces tú para que te oigan, me gusta leerlos todos y por supuesto los respondo todos.
Un abrazo


Cristina LópezCristina López es Coach Empresarial y Personal. Trabajo con mujeres emprendedoras y empresarias que se sienten bloqueadas para ayudarlas a conseguir un negocio próspero, viviendo de lo que les apasiona, con más clientes, más ingresos y viviendo el estilo de vida que desean.

  1. Victor M. Blanco 27-8-2014, 13:56

    Es justo lo que necesitaba oír… Gracias 😉

  2. Que bonito, me trae recuerdos del primer comentario que tuve en una web, ahora ya me dedico a otras cosas, de hecho hace tiempo de eso ya que la web estaba hecha en HTML. Pero las palabras de aquella chica diciendo que agradecía mis escritos, que le resultaban estimulantes (O algo así) han dado lugar a que yo deje cientos de comentarios como este en todos estos años.
    Recordar cuando leéis algo en Internet, que posiblemente la mayor y en más de un caso la única recompensa que recibe quien lo escribió son vuestros comentarios.

    • Muchas gracias Juan Antonio. Tienes mucha razón. Hay que predicar con el ejemplo, así que si queremos recibir feedback, a veces hay que invertir un poco de tiempo en hacerlo para los demás.

      Saludos,

      Cristina

  3. ¡Hola Cristina!

    Enhorabuena por el post; muy cierto y profundo. Pronto hará un año que empecé mi proyecto, Vitaelocuente, con una mezcla de muchísima ilusión, ganas y a la vez temor, como bien dices. He aprendido mucho en todos estos meses y de verdad, creo que he madurado personal y profesionalmente (¡y lo que me queda!). El camino no es fácil y cuando se habla de pasión por tu trabajo, así debes sentirlo o de lo contrario puedes tirar la toalla…

    Me parece fundamental lo que comentas de radiografiar al cliente: es la clave para conocerlo, ayudarlo y conseguir feedback; dar y recibir, la mayor satisfacción y prueba de que tu trabajo es útil para otros. En mi caso, cada semana intento publicar posts de interés para mi audiencia (trato de ponerme en su piel y pensar qué necesita, qué le interesa), estoy en algunas redes sociales y también trato de comunicar, cuando tengo la oportunidad asisto a conferencias, cursos… siempre con la idea de aprender, compartir, hacer networking… Creo que hay que moverse on y offline y, sobre todo, creer en lo que haces porque eso es lo que te mueve día a día.

    Un saludo y gracias.

    • Gracias por tu comentario, Montse. Estoy de acuerdo contigo, no hay nada mejor que saber que lo que cuentas le importa y ayuda a alguien y para eso, casi tenemos que saber que piensa y que siente. . .y movernos por los mismos sitios.

      Saludos,

      Cristina

  4. Muy bueno el post,
    En mi caso, después de un año, veo que el número de visitas al blog no tiene nada que ver con el de los comentarios. Y sin embargo en las comunidades de Google cuando publico, hay muchísimas más visitas y participación sobre todo de una parte del planeta…

    • Hola Ana, gracias por comentar. Si tienes muchas visitas, o gente interesada, prueba a hacer preguntas o llamadas a la acción para que te cuenten, te comenten o compartan sus experiencias, a ver si se animan. Si has detectado que tienen más interés un perfil concreto, mira si se ajusta a tu cliente ideal. Y o bien hay que cambiar el mensaje (si no encaja con tu cliente) o ahondas en lo que quieren y necesitan los que ya te siguen).

      Saludos,

      Cristina

  5. Artículos así animan a seguir trabajando y seguir luchando por encontrar un pequeño hueco en la red. Gracias por animarnos!

  6. Con la llegada de Twitter especialmente se noto un descenso en los comentarios y feedback en los blogs. Yo tengo uno desde hace ya 8 años y la verdad es que lo uso para desahogarme XD Aunque es verdad que se echa de menos el feedback directo con los comentarios.

    Un saludo y muy buena entrada ^_^

  7. Hola Iñaki, gracias por tu comentario.
    Es verdad que hay gente que prefiere interactuar en Redes Sociales, aunque yo personalmente creo que el blog es tu casa y es donde tenemos que enfocarnos para crear comunidad, que nos dejen su correo y poder seguir manteniendo y alimentando esa relación con lo que les interesa.
    Un saludo,

    Cristina

  8. Muy buen artículo, es una sensación que todos hemos experimentado en algún momento.

    Saludos,

  9. Es un poco frustrante, sobre todo al principio, hay mucha competencia, demasiada.
    Pero todo depende de como quieras enfocarlo, si lo que quieres es escribir por compartir tus conocimientos y solo eso, realmente no necesitas tener un gran público, aunque claro, a todos nos gusta el reconocimiento, pero esperar a que un blog de la noche a la mañana reciba muchas visitas es como esperar a que se te aparezca la virgen del pilar en tu casa del verano. Si realmente quieres triunfar con tu blog deberás dedicarte a el profesionalmente, aprender a utilizar técnicas de posicionamiento web, marketing online avanzado, gestión de contenidos de calidad, etc… La gran mayoría no está dispuesto a ello, por el tiempo que se necesita y la energía, además, si nos dedicamos de este modo a nuestro blog no habrá garantías de éxito, pero en eso consiste todo en la vida, ¿no? Un saludo, muy buen artículo Cristina.

    Daniel Bocardo: Consultor SEO en Peanut Development.

    • Hola Daniel,
      Es cierto que puedes encontrar mucha información sobre como aumentar visitas o convertir esas visitas en prospectos, pero a veces no tenemos referencias. Seguimos directrices que hemos aprendido sin saber cuanto tiempo es el necesario para conseguir lo que queremos, sin saber siquiera si el objetivo que nos hemos marcado es realista y si lo estamos haciendo correctamente. El secreto básico es aprender, probar, reajustar y ser muy constante, aunque la sensación de incertidumbre la hemos vivido todos en algún momento. Tienes toda la razón, hay gente que no está dispuesta a “pagar el precio” para alcanzar sus metas, y de ese modo seguro que no lo consigue. Gracias por tu aportación.
      Saludos,
      Cristina

  10. Gracias a ti Cristina, me ha resultado muy interesante tu artículo, espero poder colaborar contigo uno de estos días. Un saludo cordial.

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!