Infelicidad: La piedra que golpea las empresas

Un empleado debe crecer personal y profesionalmente dentro de una empresa y, que el gerente de la misma debe apoyar las aspiraciones de sus trabajadores

Creo profundamente que un empleado debe crecer personal y profesionalmente dentro de una empresa y, que el gerente de la misma debe apoyar las aspiraciones de sus trabajadores. Me parece que es un bien común por el cuál estas dos personas deberían ir cogidas de la mano. Sin embargo, es un hecho que no sucede en la mayoría de las empresas y que propicia un gran número de personas insatisfechas con su trabajo.

Infelicidad: La piedra que golpea las empresas

© bst2012 – Fotolia.com

Resulta difícil sentirse motivado cuando el ambiente en el trabajo no es el adecuado. Y consecuentemente a esta falta de motivación el trabajador puede sufrir una indiferencia y dejadez por lo que hace, aunque en un principio pusiera toda la pasión y empeño en ello.

Lotfi El Ghandouri define el “despido interior” como la decisión voluntaria que uno toma, de no dar lo mejor de sí mismo a una empresa. Esta actitud, evidentemente, viene marcada por una infelicidad laboral, que le impide comprometerse con la empresa como si de una causa propia, por la que luchar, se tratara. No se siente en su empresa como en su hogar… y pasa más tiempo, de su día a día en ella, que en su propia casa. ¿Absurdo, verdad?.

¿Cómo se ha llegado a esto?

En muchas empresas reinan los cuchicheos, los secretismos y las mentiras, muchas veces propiciadas por los propios jefes. Hay algunos de ellos que creen que este tipo de cosas fomenta la competitividad y rivalidad entre sus empleados, y esto les hace ser más productivos. Inspirar el “mal rollo” en un equipo es como abrirles las puertas a su propia derrota, que también es la suya.

Luego hay compañeros que llevan ese “mal rollo” impregnado en su ADN y que están dispuestos a verter todas sus frustraciones en ti, desde el minuto uno de la jornada. Los que tienen un cargo más elevado hacen un uso de poder por si se te olvida “quien manda aquí”. Lidiar con este tipo de personas día tras día puede ser agotador y, en algunos casos, hasta destructivo.

El salario, la flexibilidad laboral y las oportunidades de desarrollo son otros de los factores que llevan a la desilusión en el trabajo. Impedir una conciliación familiar, sentir que la remuneración obtenida no es la adecuada por el desempeño de nuestras funciones o poner barreras a nuestras iniciativas o ideas que mejoren los resultados de la empresa, son gestiones que aprisionan al trabajador y le hacen sentir poco valorado, por lo que le llevan a la “ley del mínimo esfuerzo” y compromiso. ¿Por qué le va a importar algo de alguien, a quien no le importa?

Como líder de una empresa, el gerente debe mantener a su equipo motivado, propiciando un compañerismo no solo basado en afinidades profesionales, sino también personales. Incitar a los empleados a tomar decisiones y aceptar la ejecución de algunas de ellas. Valorar su compromiso y premiar su esfuerzo, pues esto no implica una compensación económica que la empresa no pueda asumir.

Todo el mundo tenemos sueños y anhelos que nos gustaría cumplir, algunos muy simples y fáciles de alcanzar, pero por todos ellos nos movemos porque conseguirlos nos proporciona felicidad y bienestar.

Quizá el propietario de una empresa no tenga los mismos objetivos que su empleado, sin embargo sólo haciéndole sentir útil y valorado, ayudándole a acercarse a esos simples deseos que le hacen feliz, consiga que sea más productivo y eficaz. Por tanto, empleado y gerente están subidos en el mismo barco donde la felicidad de uno, depende del otro.

¿Y tú, sabes en que ambiente se mueven tus empleados; se asfixian o disfrutan de su trabajo?

Sara CáceresSara Cáceres, en la red SaraCace, es profesional de la comunicación y la creación digital. Puede ayudarte con cualquier cosa que requiera del diseño gráfico, gestión de redes sociales y asesoramiento en comunicación o en entornos digitales. Su objetivo es compartir conocimiento y aprender cada día algo nuevo. En su tiempo libre colabora con una organización impartiendo valores entre los más jóvenes.

 

Puedes acceder a about.me/saracace para seguirla en las distintas redes sociales.

 

 

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!