¿Cuál es la media de vida de una plataforma social?

Cada vez son más los que apuntan que Twitter ha perdido el rumbo y acabará por caer en el olvido como antes hicieron Messenger, Yahoo! o la española Tuenti.

Brevedad. Esa es la característica principal que define a Twitter y la que lo hace único, pero…, ¿marcará también sus años de vida? Cada vez son más los que apuntan que la red social ha perdido el rumbo. La desbandada de directivos, la falta de imaginación y los malos datos económicos están hiriendo de muerte a la plataforma, que en 2013 marcó la segunda mejor salida a bolsa de la historia de Internet.

Cuál es la media de vida de una plataforma social

 © ferhaterdem– Fotolia.com

Entonces, ¿Qué convierte a un éxito de Internet en un juguete roto? Twitter no sería la primera -ni mucho menos la última- empresa de estas características en caer en el olvido. Messenger, Yahoo! o la española Tuenti tuvieron una época dorada que llegó a su fin. Los tiempos cambian y las plataformas sociales con ellos. Si no son capaces de innovar, para adaptarse a un mundo que se aburre demasiado rápido de las cosas, acaban por desaparecer.

Si echamos la vista atrás y pensamos en esas empresas pioneras de internet, aquellas que existían antes de Google- aunque ahora nos parezca impensable, hubo vida antes del popular buscador-, se nos viene a la memoria un símbolo de la red: Yahoo!

Yahoo lo tuvo todo y lo perdió

Yahoo fue un gigante tecnológico, lo tuvo todo y lo perdió. Las cifras hablan por sí solas: la compañía, que se vendió en julio, fue adquirida por 4.830 millones de dólares, pero, en su mejor momento, llegó a estar valorada en 125.000 millones. Esta operación marcó el final de su camino en solitario, en un momento en el que solo tenía dos opciones: desaparecer o encontrar un comprador. Apareció Verizon en el camino, la compañía móvil más importante de Estados Unidos, y se hizo con los restos del imperio.

Ahora, cuesta creer que Yahoo -que anunció pérdidas de 536 mil millones de dólares en el primer semestre del año- fuera la misma compañía que hizo temblar a Microsoft y Google. La historia de cómo fue enlazando fracasos es de lo más curiosa y es que, en cuanto a compras se refiere, no tomó más que malas decisiones. Por un lado, rechazó comprar Google y Facebook cuando tuvo oportunidad, y a un precio más que razonable, y por otro, adquirió Flickr y Tumblr, dos auténticos fracasos que se tradujeron en pérdidas millonarias.

Messenger: los inicios de la mensajería instantánea

Messenger es un auténtico icono de finales de los 90 y principios del 2000. El muñequito que abrió la puerta a la mensajería instantánea se despidió de Internet a principios de 2013, cuando fue absorbido por Skype. Fueron otras plataformas sociales, como Facebook o WhatsApp, las que acabaron con un servicio ya de por sí herido de muerte.

Los problemas de seguridad, los bombardeos de publicidad, el spam y la incompatibilidad con algunos sistemas operativos llevaron al servicio a su inevitable final. Lo único claro es que, en un momento en el que los ordenadores personales e internet se hacían hueco en las casas, Messenger llegó justo a tiempo y encontró su lugar.

Tuenti, el Facebook español

Tuenti, que algún día fue más popular que Facebook en España, se convirtió este año en una compañía de teléfonos. La red social, nacida en 2006, alcanzó su punto álgido en 2010 y se anotó el honor de ser el sitio con más tráfico del país. Tal era su popularidad, que Telefónica adquirió el 90% de la compañía por 72 millones.

Por aquel entonces, los usuarios compartían 3,5 millones de fotos y mandaban más de 100 millones de mensajes al día; además, la red social contaba con más de 1.000 servidores. Nada de esto importó demasiado, Tuenti fue pasando de moda y en 2012 inició su transformación para convertirse en una operadora móvil, resulta que sus 20 millones de usuarios habían dejado de ser rentables.

Ninguna empresa de Internet se salva: la inmunidad a los cambios del mercado y la competencia no existe y la historia se repite. Las redes sociales más jóvenes, como Instagram o Snapchat, están dejando atrás a Twitter, que experimenta un crecimiento cada vez más lento. Ante este escenario, los analistas auguran la compra o fusión de la red social del pajarito.

¿Harán falta más de 140 caracteres para decir adiós a Twitter?

 

Beatriz DíazBeatriz Díaz ha escrito en una revista, disfrutado en la radio y trabajado en la delegación londinense de una agencia de prensa. Sus pasiones: la comunicación, la redacción y la lectura, pero, sobre todo, hablar de experiencias y compartirlas, para darles vida a través de las palabras.

 

 

  1. Torres más grandes han caído, como quién dice, gracias por el artículo, justo ayer hablaba de un tema parecido pero hablando de los restaurantes de comida rápida. Por mucho que tu negocio parezca sólido en cualquier momento puedes ir hacia abajo.

  2. Otra red social que era muy conocida y desapareció, (al menos ya no es tan popular) es la de Hi5. Recuerdo que entre el 2007 a 2008, tenia mi cuenta y todos mis mensajes de amistades en esta red, lo hacia por ahí.

    Me parece que todas las plataformas de las redes sociales, están trabajando ahora más en la estrategia de “marketearse” en casi todos los ámbitos, me refiero a la bolsa de valores, en donde vemos a un Facebook bastante “seguro”, también los auspicios que tienen con las empresas afiliadas, los servicios que prestan al usuario… etc Por algo son una red social, saben que es bueno aparecer por todos lados y extender la fama.

    Fama = Dinero

    Saludos

    Juan

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!