¿Y si montar una tienda online no fuera tan sencillo como pensabas?

La creación de una tienda online implica un esperado cuidado de su programación, su diseño, de los productos que vas a vender y de la comunicación.

Un grupo de amigas teníamos un sueño montar una tienda de productos hechos a mano por nosotras. La primera opción fue la de montar una tienda física, lo que requería mucha dedicación y costes altos, por lo que finalmente nos decantamos por crear nuestra propia tienda online.

 Y si montar una tienda online no fuera tan sencillo como pensabas

© Sergey Nivens – Fotolia.com

Siendo poco conocedoras del mundo de los negocios, leímos y aprendimos que teníamos que empezar creando un plan de negocio y registrando una marca.

Lo difícil vino después cuando quisimos aplicar la teoría a montar la tienda online.

Las tiendas online se podrían dividir en programación, diseño, producto y comunicación.

Nos dedicamos al producto y contratamos hasta 4 empresas informáticas para que se ocuparan de la programación y el diseño. Lo que hemos aprendido de esta amarga experiencia, es que los informáticos no siempre saben qué es mejor para vender.

Una tienda online la concebimos como un espacio de convergencia entre mis clientes y yo en la que compartimos el placer de visualizar un producto, en nuestros caso mis productos diseñados y producidos por nosotras mismas son nuestras creaciones, nuestros bebés.

Programación y usabilidad no siempre están de la mano. Los informáticos o programadores suelen buscar soluciones sin pensar que el cliente no tiene por qué tener conocimientos en informática, ni muchas horas navegando o comprando online. No siempre la programación va de la mano del sentido común, por eso tener claro quién es nuestro cliente tipo nos ayuda a resolver muchos conflictos en esta etapa.  La versatilidad y variedad de nuestros productos no encajaba muy bien con una estructura  rígida y muy estandarizada.

Con cada empresa de informática, las instrucciones sobre cómo preparar  la información de los productos variaba, unos pedían Word, otros Excel y cada uno de una manera distinta.  La experiencia, aunque traumática,  nos ha servido para mejorar nuestro nivel de Excel y aprender a manejar prestahop. Era más fácil y rápido incluir los productos nosotras que mandar la información a los informáticos.

El diseño de la tienda tiene que, identificarse, en cierta medida, con los propietarios de la misma,  sobre todo en una tienda tan personal como la nuestra, y por lo tanto, logo, plantilla, fotografía y texto que son los elementos básicos para la tienda online, tienen que mostrar el espíritu de la misma.

En cuanto a las fotografías, trabajar con un fotógrafo profesional es siempre una buena opción, sin embargo hay que tener mucho cuidado en conocer el formato que se necesita desde el primer momento y asegurarse de que el fotógrafo entiende el producto.  Al final acabamos comprando una caja de luz y aprendiendo a manejar photoshop. En una tienda on-line las fotografías son el  corazón del negocio.

En cuanto al producto,   nos ha dado muchos quebraderos de cabeza su clasificación  en categorías, ya que cada informático tenía una opinión diferente. Nuestro consejo, es  que te mentalices  que vas a tener que cambiar productos de categorías a medida que vayas avanzando en la tienda. No es necesario tener un producto único pero si  diferenciado, apetecible para los clientes y que transmitan, al menos en nuestro caso el placer de utilizar, exhibir y compartir.

Por último, la comunicación. Hemos leído muchos artículos sobre comunicación online, blogs, redes sociales, publicidad online a través de google o redes sociales y por supuesto trabajar un buen posicionamiento SEO. Pero  lo que no suelen decir estos artículos es que es un proceso lento, y sobre todo que el SEO bastante desesperante, por eso, hemos optado por tener abierta un pequeño showroom , pensando en el boca a oreja y que nos ayuda a comercializar el producto online y offline y evaluar el perfil del cliente, mientras que todo el trabajo de comunicación va cuajando poco a poco

 

¿Has montado una tienda online? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

 

Mila GarcíaMila García es Doctora en Medicina especializada en la gestión sanitaria.
Reinventada en diseño y creación de manualidades y objetos artesanos.

 

 

Tagged with
  1. Es lo que siempre les digo a mis clientes, que no soy informático. Yo soy un publicista que ha aprendido a hacer webs, y procuro hacerlas para que vendan.
    Por otro lado y en defensa de mis colegas de profesión, diré que es difícil encontrar un cliente que se guíe por lo que el que le hace la web le recomienda.
    Todavía no existe el concepto de gente experta en márketing online que incluye la web en sus servicios. Todos creen todavía que los que hacen las webs solo son informáticos que te dicen a todo que sí.
    Se están juntando dos mundos (marketing online y programación) y si no tienes nociones de ambos, estás jodidillo.
    Mucha suerte con vuestra tienda, a ver si hablamos y me contáis en qué estáis metidas.

  2. ¡Toda una experiencia Sonia! En Argentina trabajamos asociados a Tienda Nube, una plataforma que permite crear tiendas de comercio electrónico de forma fácil, sin necesidad de tener que contratar a un experto para que funcione. A nuestros clientes les ha dado buenos resultados, y cuentan además con el apoyo de nuestra agencia para crecer en Internet.

    ¡Mucha suerte con el proyecto!

    • Gonzalo muchas gracias por tus ánimos. Ahora todo va mucho mejor, espero que te guste nuestra tienda. Un saludo.

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!