No abandones tu blog

Publicamos una serie de consejos ante el momento de querer abandonar un blog y cómo recuperar una rutina de publicación en él. Por Ángel Benito Rodero, responsable de contenidos de El Rincón del Vago.

A partir de ahora invitaré a algunos bloggers a escribir un artículo en Bloguismo los Jueves sobre algo relacionado con las temáticas habituales del blog. En esta primera ocasión escribe Ángel Luis Benito Rodero, responsable de contenidos de El Rincón Del Vago, una de las páginas míticas del internet en castellano. Disfrutadlo.

No es raro que al realizar una búsqueda en Google aterricemos en un blog abandonado hace uno, dos o tres años. Una pregunta que me hago siempre en estos casos es “¿qué motivó que su autor abandonara el blog?”, es decir “¿qué desmotivó a ese blogger?”.

En las cabeceras de muchos blogs leemos lemas o frases enérgicas que supuestamente han inspirado la labor de su autor o buenos propósitos respecto a la actualización de esa bitácora, pero al cabo de un tiempo quedan vacantes como una especie de buques fantasma en alta mar.

En un repaso mental rápido se nos vienen a la mente muchas razones por las que alguien puede tomar la decisión de abandonar su blog (o, más raro, suprimirlo) o bien de no tomar ninguna decisión sobre su blog, produciendo el mismo efecto de abandono.

Ante una decisión meditada y racional de dejar un blog por parte de su autor, creo que no hay consejos posibles, así que me voy a centrar en las causas involuntarias que inducen a la renuncia, o dicho de otro modo cuando el blogger desea continuar su obra y todas las circunstancias se lo permiten, pero atraviesa por una fase de sequía de ideas o de desmotivación genérica que bloquean esa labor de actualización con la regularidad deseada.

Cuando sintáis que la desidia se quiere instalar en vuestra vida y en vuestro blog, o cuando atraveséis por una fase de sequía de ideas o de temas, quizás estas breves pautas os ayuden a superarla:

Tu blog es tu casa

Por tanto ponte cómodo. Relájate. Iniciaste el blog porque te gustaba, porque iba contigo hablar de tu vida o escribir sobre ese nicho o sector de la economía digital en el que considerabas que tu punto de vista o tu opinión era valiosa, era diferenciadora. ¿Por qué no ha de seguir siendo así? Encuentra el tiempo idóneo para redactar una entrada y para repasar lo que has escrito.

No dejes que el estrés emocional o que el pensamiento negativo recurrente de que “no puedes escribir” se adueñe de ti. Cuida las condiciones ambientales y bloguea con la música que más te motive, la que sirva para acondicionar tus pensamientos y ordenar tus ideas. Disfruta de todos los momentos previos a la escritura. No te desesperes porque las ideas no fluyan o no tomen forma de artículo a las primeras de cambio. Sé paciente.

Busca el mejor lugar para escribir: no tiene que ser necesariamente en casa o en el despacho. Hoy es posible bloguear desde cualquier lugar usando un dispositivo móvil y por tanto puedes intentarlo en lugares donde te sientas más a gusto o donde te ronden más ideas.

Modera tus aspiraciones

Sé consciente de hasta dónde puede llegar tu labor como blogger. No lo digo tanto por los blogs que son bitácoras de vida o diarios digitales estrictamente personales, sino por aquellos blogs que fueron concebidos con aspiración comercial o con cierto ánimo de lucro, aquellos que nacen con la legítima aspiración de ser la referencia en su nicho o tener un número de visitas suficiente para llamar la atención de patrocinadores y otros agentes del comercio digital, bien sea para “vivir de los blogs” o simplemente para “conseguir unos euros extra”.

Hay que ser conscientes de que elaborar un blog rentable se logra con una labor de meses y probablemente años, actualizando muy frecuentemente y realizando una labor de promoción del blog en redes sociales, espacios de intercambio de links y otros medios de difusión, que van a requerir invertir mucho tiempo, tiempo del que, en el peor de los casos, no disponemos. Adecuar nuestro tiempo libre a los objetivos del blog ayudará a imprimir a nuestro blog un ritmo de actualización conveniente y a no autoinfundirnos un estrés innecesario sintiendo “que no llegamos a todo”.

Existe la inspiración, pero a través del trabajo y del conocimiento del medio

En primer lugar, no veas el trabajo como un castigo. Leí que García Márquez escribe invariablemente de 9 de la mañana a 2 de la tarde todos los días. Unos días consigue escribir varias páginas y otros apenas una resmilla, unos renglones o directamente nada. Se tiende a confundir habitualidad con rutina, cuando desde un óptica positiva podemos tomar el componente de habitualidad como entrenamiento constante para mejorar nuestras capacidades.

Diariamente, o en la medida que tu tiempo lo permita, lee otros blogs, otras webs, participa en la conversación que allí se genere, pues tu comentario puede ser la punta del hilo de la que al tirar salga una entrada para tu blog. Abre el editor de WordPress cuando las ideas ya hayan tomado cierto cuerpo de entrada, y no empieces a escribir por el título, que a veces puede ser el trampolín a una piscina vacía. En todo caso, recuerda que “no intentar nos aleja aún más del objetivo que intentar y fallar” . Esto lo ha escrito José Miguel Bolívar, que junto a Berto Pena es uno de los precursores de los temas relacionados con productividad y GTD en España. Por lo tanto, atrévete. Sé optimista incluso aunque el fruto de tu esfuerzo no sea el esperado. Recuerda el microrrelato de Augusto Monterroso titulado “Fecundidad” cuyo texto dice “Hoy me siento un Balzac, he terminado esta línea“.

Por otra parte es importante no dejarse atrapar en la maraña del desconocimiento del medio para bloguear o de unas cuantas técnicas para facilicitar el trabajo de actualización del blog. A veces nos detiene, o nos ralentiza, una cierta ignorancia de la plataforma desde la que estamos editando nuestra bitácora. Es importante dedicar cierto tiempo a la formación, utilizando todas los medios más efectivos para fortalecer nuestro aprendizaje: foros, otros blogs de tecnología, videotutoriales, etc. Adquiriendo soltura en estos temas evitaremos los inoportunos parones debidos a las dudas técnicas, fortaleceremos nuestra confianza, centraremos nuestro esfuerzo en la escritura, y se disipará esa posible visión de que el blog es algo engorroso y complicado.

Revisa tu medio de escritura

Si has encontrado la vena y las ideas fluyen, remata haciendo un buen trabajo. Haz un esquema de la entrada con los puntos que vas a tratar y después desarróllalo. A lo mejor, tu estilo es más bien de ir escribiendo y enlazando ideas según van llegando. En todo caso procura que todo el contenido de la entrada quede envuelto por la idea final que quieres transmitir o a través de una frase o conclusión que lo resuma. No tienes por qué abarcar todo el tema hasta sus últimas consecuencias. Si quieres obtener más comentarios en un blog, es bueno que la entrada sugiera los puntos sobre los que luego girará la conversación, pero sin exhaustividad.

No obstante, cada maestrillo tiene su librillo. Nos gustaría saber si alguna vez has estado tentado de abandonar tu blog y cómo te enfrentas tanto a las situaciones de sequía de ideas, o, en general, a las de desidia bloguera.

  1. Si tienes un blog, dedícale tiempo…pero en ciertos momentos hay que priorizar! Y a mí me pasa estos días…
    ¡Que no todos los bloggers somos unos geeks!! 😉

  2. Hola Javi!

    No siempre, pero existe el recurso de tener “entradas en la guantera” para publicar en esos momentos de ocupación máxima 😉

  3. A mi no me importaría gastar tiempo en promocionar mi blog si la rentabilidad estuviera asegurada, pero la verdad es que escribo cuando puedo y me apetece y no me como la cabeza pensando en si voy a poder escribir o no.

  4. Lo mas importante, desde mi punto de vista, es divertirse. Un blog se empieza porque aporta mas satisfacciones del esfuerzo que demanda (por lo menos los dos que tengo). El caso es tomarselo como ocio, y no como un deber (si la motivacion del blog no es comercial). Si apetece escribir, pues se escribe, y si no pues no, no pasa nada. Hay veces que el blog puede estar latente, como un volcan activo que no esta en erupcion. Al cabo de unos meses, semanas o dias pueden volver las ganas de introducir entradas…

    Y vamos, que tampoco hay qe dramatizar, abandonar un blog no es como abandonar un ninyo de 3 meses en el portal. Si no reporta satisfaccion, lo mejor es dejarlo, y a otra cosa, mariposa…

    D.

  5. Bueno, otra idea seria pasarlo a colegas, e invitarles a introducir comentarios. Es una forma de mantener contacto tambien con gente a la que las circunstancias de la vida te han hecho perderles de vista y, si a ellos les gusta, pues lo pueden recomendar a otros colegas…

    Eso si, sin caer en el chantaje emocional… 😉

    D.

  6. Pues me ha venido muy bien leer este artículo, porque ahora mismo estoy en una sequía total de ideas y una desidia galopante por escribir.

    Supongo que cada blog y blogger tiene su historia. Personalmente, cuando estoy falto de ideas no pienso en abandonar el blog. A veces cada persona tiene que tomarse su tiempo y dejar que las ideas vuelvan. Pero eso sí, no esperar a que vengan sin hacer nada. Hay que pararse a mirar los detalles de las cosas, por insignificantes que parezcan, leer y releer para encontrar vueltas de tuerca a las obsesiones…

    Viajar, hablar con otras personas, mirar las estrellas, ¡qué se yo!

    El caso es no desanimarse y, si tienes un blog que no es de actualidad, pues tómate un descanso y deja que la musa que te dijo que abrieras el blog vuelva a susurrarte al oido.

  7. Interesante entrada. Sin embargo sería bueno que al navegar por Internet uno pudiera saber con certeza si los blogs que visita están activos o fueron abandonados por sus dueños hace tiempo. A veces uno visita blogs con contenidos interesantes que, sin embargo, son cadáveres vagando en el ciberespacio.

    ¿Qué sentido tiene intentar comunicarte con un blog abandonado hace tiempo a su suerte?

    Saludos

    • Hola de nuevo a todos,

      Prometeo, puedes saberlo viendo la fecha de la última entrada escrita en el blog… 🙂

      Un saludo!

  8. Pues como para tantas otras cosas en la vida creo que en la mayoría de los casos se tarta del maldito tiempo o más bien de su falta lo que nos hace dejar de escribir… también puede ser falta de inspiración o simplemente una mala racha…

  9. yo lo que hago cuando no tengo que escribir es simplemente acordarme de un juego que me haya gustado, o de algún software que me haya sido útil y escribo sobre eso.

  10. Creo que una de las causas principales por las que un blogger abandona su blog, es cuando nota visitantes en su blog, pero no dejan comentarios, es una sensación de impotencia tremenda! es como que entren a tu tienda a ver los precios pero ni siquiera te digan “Buen dia” “Hola, que tal” ni te pregunten y te digan nada y se vayan!

  11. «Hay que ser conscientes de que elaborar un blog rentable se logra con una labor de meses y probablemente años…» o no lo sea nunca.

    Para mi, abrir y mantener un blog es como un hobby y éstos no duran eternamente. Es una lástima que vayas navegando y encuentres blog abandonados (los cerrados conscientemente puede que tengan su motivo) pero medio mundo se ha lanzado a escribir y tú lo dices, ni para los escritores de verdad no es fácil.

    En un blog, la fecha de publicación puede ser una gran bola de plomo.

    En cualquier caso, felicidades por el post y por quitarle hierro a esta “ardua” tarea.

  12. Claro, no hay que preocuparse por postear diariamente, depende un poco del tema de blog, pero siempre es mejor un post de mayor calidad aunque sea una vez por semana que muchos post absurdos que no llevan a nada y lo único que hacen es que el lector pierda el interés por seguir leyendo.

  13. La verdad que Fede tiene razón, ver visitas en tu blog pero que no dejen ningún comentario es un poco frustrante.

    En el mío según de qué tema hable sé si voy a tener muchos o pocos, incluso ninguno. Por ejemplo cuando hablo de temas de Apple los comentarios son muy escasos o inexistentes. Aun así, es mi blog y uno de los temas sobre los que me gusta escribir es Apple, así que no dejaré de hacerlo porque el primero que tiene que estar cómodo con el blog soy yo.

    Lo más importante creo que es la constancia, si te esfuerzas y la calidad es buena, los resultados, comerciales o no, llegarán por si solos.

    Gran entrada, un saludo!

    • Eso pasa muy a menudo: uno hace una entrada elaborada y no tiene comentarios, mientras que luego se esfuerza cero en otro artículo y recibe cien. Siempre digo que la mejor cualidad del blogger debe ser la paciencia y la insistencia 😉

  14. Buen post. Es cierto que muchas veces no sabes sobre qué escribir en tu blog pero un viaje, una noticia en el telediario…puede valerte para abrir el camino a un buen artículo.

  15. Gracias a todos por la acogida del post.

    Como decía sólo trataba de ofrecer unas pautas que me han venido bien a mí (y por tanto, no tienen que ir con otra pesona) a la hora de enfrentarnos al papel, al UltraEdit, al Word, al editor que sea en blanco.

    #Fede Como te dice más abajo Juanan (Bloguismo) ya quisiéramos de antemano saber cómo va a reaccionar la gente ante nuestro post o si vas a arrancar siquiera un “me gusta” o un “este post es una mierda”. Yo mismo estoy sorprendido de que este post esté por el comentario 15. Lo flipo, vamos 🙂 Por eso insisto en no dejar cerrado el tema de forma exhaustiva: si agotas tú mismo la conversación, pocos comentarios vas a tener.

    #4Colors Totalmente de acuerdo. La rentabilidad de un blog puede no llegar nunca, pero eso no se puede decir sin, al menos, haberlo intentado por todos los medios. En principio cualquier blog medianamente bien hecho, puede aspirar a todo. Del factor suerte, ni hablamos ;-).

    #Álvaro Es fundamental sentir que el blog es tu casa y que te apetece más que nada escribir para ti. Lo otro ya vendrá luego, aunque no te niego que tanto el factor promoción (dedicación de tiempo para ello) como el factor azar (que ese va a su albur y no quiere saber de ninguna ley) son vitales para que la conversación vaya hacia tu sitio. De todas formas, sabéis que la falta de conversación en los blogs es uno de los que más preocupa a toda la comunidad bloguera y una de las causas a las que todo el mundo apunta es al surgimiento de otras redes más síncronas donde conversar (Twitter, Friendfeed, etc).

    #Djanker Espero que no te hayas sentido chantajeado emocionalmente ;D

    #Miguel A y #Chelo Las esperas y eso de tomarse un tiempo tienen un doble filo. Hay que estar muy atentos para que la musa del Abandono, que tiene una magia muy fuerte, no nos subyugue más que la de la Inspiración. Prefiero, como te he dicho un esfuerzo diario, aunque no se produzca nada.

    Gracias, Juanan por tu invitación y cederme este espacio.

  16. Cuando abri mi blog nunca pense que el entusiasmo me duraria tanto.
    navegar por la blogsfera es increible,tenemos la opcion de ver o leer lo
    que realmente queremos.y se crea un compromiso con los visitantes dificil de abandonar. Buen Articulo .

  17. Muy buenas, he leido el post de Ángel Luis, me parece que ha acertado de pleno en el origen y vida de gran parte de los blogs que se crean. Por mi parte recojo todos los consejos y puntos de vista que da a la hora de bloggear, me parecen puntos muy acertados y para personas como yo, que soy un imberbe en todas estas cosas, nos pueden venir muiy bien a la hora de mantener un blog vivo así como irle añadiendo cotenido.
    Enhorabuena por un lado al autor del blog que ha tenido una brillante idea y por otro lado a Ángel Luis Benito Rodero por su post, al cual tengo el gusto de conocer personalmente y es un gran profesional toda vez que amigo.
    Un saludo!!!

  18. Muy interesante este post. Es verdad que cantidad de veces he encontrado información interesante en un blog y luego me doy cuenta de que la fecha de la última entrada es de hace algunos años… incluso he dejado comentarios, y en alguna ocasión he mandado un email (si aparecía la dirección) para que el autor sepa que, aunque ya no se pase por su sitio, yo estuve allí y me gustó lo que encontré.

  19. Nestor Castilla 10-9-2009, 21:50

    Estaba tratando de recordar el momento que decidí abrir un blog, de verdad la sensación era bastante buena, claro que estaba acompañada de muchas preguntas que se parecian mucho a un: y ahora que sigue? recuerdo luego algunas entradas que publiqué, que buscaba encontrar la imagen perfecta para representar lo que habia escrito… de verdad fue una buena epoca… Luego de eso… si preguntas porque uno deja de hacerlo?… la verdad no lo recuerdo, pero te diré que cuando leí la parte en la que dice: “quizás estas breves pautas os ayuden a superarla” me dije: “esta bien, voy a retomar mi blog!”

    Salu2!

  20. Me gustó la entrada y comparto los consejos que das.Son de muy recomendable lectura para todo blogger, nuevo o veterano. Bloguear requiere un esfuerzo, aunque luego sea muy gratificante hacerlo, y hay que estar preparado para ello.
    Muchas gracias por la referencia.

  21. […] Tenia una mensión mas que hacer, a Ángel Luis Benito Romero y a su artículo: No abandones tu blog. Algunas veces te tienes que ir, para volver luego con más […]

  22. Una artículo para reflexionar, hace unos tres años, cuando mi hijo tenía un añito y mi tiempo y creatividad se vieron mermados, estuve a punto de llevarme todo este trabajo y suprimir el blog ( reconozco que soy un obsesionado del reciclaje ), sin embargo un buen amigo me recomendó que no lo hiciera, que siguiera al ritmo que las circunstancias me lo permitieran y que bajara el listón intentando simplemente pasarlo bien sin tener tanto en cuenta la cantidad de comentarios o el volumen de visitas, ” simplemente desahógate cuando lo necesites y ya está, es como mitigar tus instintos más primarios, escúpelo y ya está…”. Y así lo hice. En estos momentos doy las gracias a mi amigo y aunque me gustaría extrapolar mis placenteros esfuerzos de escribir a un plano más lucrativo, estoy muy satisfecho con mi trabajo, y aunque el canal web está muy bien, se que estaré mucho más satisfecho cuando saque parte de mis escritos en papel ( nunca se sabe hasta cuando acabará la gratuidad de esto este tinglao).

  23. yoyayoyyaya qué buena historia, sigue ahí!

  24. Jorge Carrillo 2-12-2009, 16:22

    Me sirven estos consejos, pero yo estoy comenzando a instalar mi blog. Qué debo tener en él para a darlo a conocer? Cuántas entradas, cuántos links, etc? Se vería feo entrar a un blog que tiene una entrada, pero no se cómo comenzar, aunque sí tengo pensada una especie de “Línea editorial” para construírla con el tiempo. Gracias.

  25. Mi pequeño consejo, Jorge es que antes de abrir el blog ya tengas preparada una batería de posts para subirlos con la inauguración de tu espacio, de tu bitácora.
    No creemos antes la herramienta que la necesidad que la motiva. Si vas a abrir un blog seguro que tienes 5 ó 6 cosas interesantes que contar.
    El artículo iba más bien para las “crisis bloguera” del que lleva mucho tiempo: tu, como blogger nobel, te tienes que “comer el mundo”.
    Ánimo

  26. […] Por lo que más quieras, no abandones tu blog. […]

  27. Excelente post. Reconozco que a veces la “falta de inspiración” ha dejado que deje mi blog a un lado al punto de abandonarlo por meses. En lo personal mi motivación viene de temas nuevos e interesantes sobre tecnología, GNU/Linux, humor películas (Todo eso que un geek valora más que un tesoro). Y luego simplemente, si alguna rebosa de interés me digo: “Esto va a mi blog” y lo posteo. Otras veces, voy simplemente caminando por la calle y se me ocurre una idea espléndida y luego la formo. Esa es otra buena manera de hacer buen blogging.

    Excelente información que merece ser compartida 🙂

  28. Primero y principal debo felicitar al autor de esta publicación, me pareció muy buen artículo, en mi caso como blogger escribo cuando estoy inspirado, ya que por el tema ecónomico no surge la motivación para redactar constantemente posts allí, y al tratar sobre una temática muy especifica como son los scripts PHP, intento publicar contenidos de calidad que puedan ser útiles a los programadores, es así que cuando siento que puedo compartir material que vale la pena leer posteo, y en esos momentos en que no esta la creatividad prefiero dejarlo temporalmente en standby y volcar ese tiempo en otros proyectos, no digo abandonar un blog sino prestarle más atención a otros y luego retomarlo cuando la mágica musa inspiradora vuelve.

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!