Precauciones legales para blogs de salud y medicina

Hace unos días Aitor me invitaba a tratar en un post los posibles problemas de legalidad que podría entrañar un blog que tratase temas relativos a la salud, a la sanidad, a la medicina. Así que corresponde en primer lugar reconocer el buen sentido común de mi compañero en Bloguismo, porque, en efecto, estos temas no pueden tratarse de forma tan “alegre” como pudiera pensarse en un primer momento.

La salud pública es uno de los bienes jurídicos protegidos por nuestra Constitución (artículo 43). La norma suprema del Estado confía la tutela de la salud pública a los poderes públicos, es decir, a las diferentes Administraciones Públicas con competencias en la materia.

Por otra parte, en un marco jurídico del tema delimitado por la Ley General de Sanidad, la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, y el Código Penal, cabría llegar a las siguientes conclusiones:

1) Sólo el personal sanitario convenientemente titulado y acreditado puede prescribir medicamentos de uso humano

2) Los medicamentos de uso humano tienen su propia definición legal.

3) Ejercer actos propios de la profesión médica sin poseer el correspondiente título académico, podría ser considerado como delito de intrusismo profesional (artículo 403 del Código Penal). No me resisto a deciros que este delito ya existía en el código de las Siete Partidas de Alfonso X el Sabio (se castigaba con la pena de 5 años de destierro “a los que se meten por sabidores e no lo son en la física y la cirugía

4) Está prohibido ofrecer o favorecer el consumo de sustancias nocivas para la salud o que puedan causar estragos (delitos contra la salud).

Salvadas estas premisas legales, os invito a que, si decidís tratar en vuestro blog de medicamentos o tratamientos terapéuticos, medicina, salud y otros temas relacionados, tengáis en cuenta estas precauciones:

No prescribas medicamento

Ha habido diversas experiencias de diagnóstico y de prescripción de tratamiento de enfermedades vía internet, pero salvo esas honrosas y tituladas excepciones, no podéis como bloggers recetar un medicamento o decir que el mismo es el tratamiento que corresponde a alguno de los usuarios que os haga una consulta a través de vuestro blog.

Cuenta como blogger tu experiencia en estos temas

Visto lo anterior, nada obsta, sin embargo, para que puedas relatar honradamente en tu blog si un medicamento o un tratamiento sanitario determinado han surtido en ti un efecto beneficioso y el alcance de los mismos. Los comments que hagan en tu blog hablando en plan experiencia personal, tampoco infringirán la normativa.

Avisa a tus lectores sobre tu no cualificación como profesional de la medicina

Un breve y claro disclaimer en el blog o en el post concreto donde trates sobre temas de salud, advirtiendo de que no eres profesional titulado de la medicina y que declinas toda responsabilidad derivada del uso que puedan hacer tus lectores de la información que publiques, será una muestra eficaz de tu buena fé y de que no te atribuyes funciones médicas de las que careces

No fomentes en tu blog el consumo de sustancias nocivas

Como os decía la salud es un bien jurídico muy protegido por la normativa y en este sentido toda conducta que promueva la destrucción de la salud o, incluso la muerte, están penadas por las leyes: consumo de drogas, blogs y webs proana y promía, etc.

(La imagen que ilustra este post ha sido publicada bajo licencia Creative Commons en el Flickr de myguerrilla)

  1. Buenos consejos Martín! (no me extraño la verdad jeje).
    Es otro tema del que nunca había pensado la verdad. Obviamente lo de fomentar el consumo de sustancias nocivas lo sabía por lógica, pero del resto he podido sacar muy buenos consejos 🙂

    Un saludo!

  2. Muchas gracias por el artículo. Me ha quedado todo muy claro, y me ha encantado la referencia a Alfonso X (sí que era sabio el tío…)

  3. Muy instructivo, como siempre. He venido corriendo al leer el título del post en mis RSS, por que el tema me interesa (llevo un blog sobre salud en general y fisioterapia en particular.)

    Como siempre, lo más importante a la hora de escribir sobre temas de salud es el sentido común. Por mi parte me parece fundamental hacer hincapié en que los consejos u opiniones que se den no son más que eso: información. Nunca se deben tomar para hacer un diagnóstico o auto-imponerse un tratamiento. Que a tí te haya funcionado algo no quiere decir que también le vaya a funcionar a quien lo lea, pero es bueno que compartas esa información, ya que puede servir para orientar a quien lee. De esto escribí hace poco en mi blog. Tal vez os resulte de interés:

    http://tufisio.net/salud-en-internet-podemos-obtener-informacion-no-diagnostico-o-tratamiento.html

    Incluso siendo profesional sanitario y teniendo acreditaciones que aseguren la legitimidad y calidad de la web (web de interés sanitario, sello de Health on the Net…), la precaución debe ser siempre la norma. Lo escrito permanece, y no es difícil equivocarse y que el error luego nos persiga.

    Gracias por las recomendaciones.

    Un saludo, cracks 😀

  4. Martín Códax 21-10-2010, 0:04

    Gracias Álvaro y gracias Aitor, a ti doblemente por el comentario y por la idea del post 😉

    Miguel, sabias reflexiones las que dejas sentadas en tu comment y que te agradezco personalmente.

    Saludos

  5. Muy buen artículo, información clara y precisa sobre el tema. Y es que hay que tener mucho cuidado a la hora de hacer un blog sobre salud o medicina, pues las personas siguen los consejos y recomendaciones que el auto les da sin saber que pueden ser perjudiciales para su salud por alguna condición que tengan.
    Website o Blog

  6. Bueno, llego tarde a la entrada en cuestión, pero nunca es tarde si la dicha es buena.

    En mi opinión, creo que las diferentes plataformas (blogs personales, foros, blogs corporativos) sobre este asunto deben asumir distintos niveles de responsabilidad. No creo que nadie (en su sano juicio) a estas alturas le otorgue fiabilidad a lo que lea en un foro, pero claro está, la gente que acude a buscar información a Internet a webs como éstas están lo suficientemente desesperados o desinformados que se lo creerán a pies juntillas. Lo de siempre: “mi vecina/peluquera/… lo ha tomado y le ha ido muy bien”.

    Particularmente, y por interés personal/profesional, sigo varios blogs, tanto de médicos en activo, como de residentes como de estudiantes de Medicina, y llama la atención lo cuidadosos que son a la hora de expresar sus opiniones, y lo fundamentadas que están sus entradas en abundante bibliografía. [BTW: Pregunta. ¿Qué nivel de responsabilidad respecto a la Salud Pública debería tener un estudiante de Medicina?] No obstante, cualquier artículo sobre homeopatía, Power Balance y demás ES-TA-FAS, sin apoyarse en nada más que en falacias, son las que más visitas reciben, las que más beneficios generan, y las que se llevan el gato al agua.

    Las webs que debería cargarse la Ley Sinde deberían ser estas, y nos la que difunden la cultura (de manera gratuita, no las que se lucran con publicidad: esas, también al garete).

    Saludos.

  7. josé fernández 28-10-2010, 13:25

    Les invito a un nuevo espacio de debate sobre temas conflictivos de la medicina a la luz deld erecho actual.
    http://medicinavsderecho.blogspot.com

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!