¿Qué es el HTTP3?

Es posible que hayas podido oír hablar de ello, pero hasta el momento el HTTP3 se trataba de un protocolo experimental conocido como HTTP-over-QUIC. Por fin ha llegado para quedarse y se ha convertido en la tercera versión del protocolo HTTP renombrado a lo que ya se conoce como HTTP3.

Este protocolo es además la segunda tecnología que ha sido desarrollada por Google que ha acabado convirtiéndose en un protocolo HTTP oficial, después de que SPDY se convirtiera en lo que resultó ser el HTTP2. El HTTP-over-QUIC también nombrado protocolo HTTP3 es la tercera iteración de protocolos, en donde se combina el HTTP2, TCP, UDP y TLS entre otras cosas. Se puede decir que es una reescritura del protocolo HTTP que se basa en QUIC en lugar de en TCP como la tecnología de base esencial.

Su nombre es QUIC en referencia a Quick UDP Internet Connections y la intención del gigante de internet Google es que se convierta en el sustituto, aunque eso sí, de manera progresiva tanto de TCP como de UDP. El motivo de ello es que QUIC ha demostrado que cuenta con una mayor velocidad y una seguridad que dispone de un cifrado por defecto en donde se utiliza el protocolo TSL 1.3.

La nueva versión del protocolo HTTP se beneficia del nivel bajo de UDP, el cual define unas cuantas funciones que se encontraban en las versiones previas de la capa TCP que se estaba usando anteriormente. Esto va a proveer una nueva forma de resolver problemas dentro de una misma infraestructura de internet. Los primeros resultados ya han sido muy prometedores y se espera que, en junio de 2019, cuando ya haya expirado el Plan Preliminar de Internet, el protocolo HTTP3 sea promovido como el nuevo estándar como la tercera generación de HTTP.

A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre HTTP3 y cómo va a mejorar Internet.

HTTP3 ya está definido ¿cómo va a afectar a internet?

Desde las versiones de Google Chrome 29 y del navegador Opera 16, el soporte para HTTP-over-QUIC ha sido implementado, por lo que estos dos navegadores web disponen de lo necesario para poder realizar la transición. En principio solamente los servidores de Google estaban preparados para poder aceptar este tipo de conexiones, pero grandes compañías como Facebook ya han comenzado a adaptar esta tecnología y a día de hoy nos encontramos con que más del 30% de los 10 millones de páginas webs más importantes son compatibles con el protocolo HTTP2, mientras que tan solo el 1% llegan a ser compatibles con el nuevo protocolo HTTP3. Esto está cambiando y cada vez más son las páginas que se están adaptando a los nuevos protocolos.

Las ventajas que nos encontramos con el nuevo HTTP3 son muy beneficiosas y nos proporcionan un aumento de la eficiencia con una gran reducción de la latencia, así como una mayor seguridad. Es posible incluso, utilizando el protocolo HTTP3 conseguir una latencia cero en las segundas conexiones utilizando un mismo servidor, mientras que, con una conexión idéntica, pero con TCP y TLS esto puede suponer 100 ms de latencia. En HTTP3 el intercambio de paquetes es menor por lo tanto la eficiencia entre las comunicaciones es muy superior. Además, con la incorporación del TLS en el propio protocolo se incrementa la seguridad de manera considerable.

Actualmente, la fase de ID del nuevo y mejorado protocolo HTTP3 está en sus últimos pasos, justo antes de que se empiecen a realizar las propuestas a nivel de RFC. Es to significa que una vez hayan sido implementadas por las páginas webs más grandes de todo internet el HTTP3 se convertirá en el estándar oficial, dejando atrás al HTTP2.

Uno de los hostings que va a implementar la tecnología de HTTP3 es Siteground (https://www.siteground.es/) por lo que además de conseguir un alojamiento rápido y seguro vas a poder hacer uso de los nuevos protocolos de HTTP-over-QUIC y de todas las ventajas que esto supone. Gracias a Siteground vas a poder crear sitios web de manera rápida y fácil y ahora, gracias a su implementación del nuevo protocolo, la eficiencia y la seguridad se van a ver recompensadas.

Cómo empezó todo con el HTTP2

Hay que decir que el protocolo HTTP2 trajo unas mejores muy importantes en aspectos como las descargas no bloqueables, el pipelining y el server push, lo cual nos ha ayudado en gran medida a poder acabar con algunas de las limitaciones con las cuales cuenta el protocolo TCP. Esto nos ha podido reducir el número de ciclos de las peticiones de respuesta de los servidores.

Además, el HTTP2 hizo que fuera posible el poder utilizar más de un recurso en una sola conexión de TCP, consiguiendo una mayor flexibilidad en el orden de las descargas estáticas, pudiendo evitar así la limitación de las descargas en progresión lineal. Esto en la práctica significa que los recursos de javascript no dan lugar a cuellos de botella en todos los otros recursos estáticos, lo que mejora la velocidad.

Después llegó la implementación más grande que se ha realizado en los navegadores en términos de encriptación, el SSL, requisito para poder obtener los beneficios del HTTP2 en los sitios web. Esto incurrió en reportes de bajadas de velocidad, aunque los problemas fueron resueltos y hoy en día el HTTP2 es el estándar por excelencia.

Cuáles son las mejoras de HTTP3 sobre HTTP2

La implementación del protocolo QUIC supone una serie de ventajas que nos van a proporcionar una mayor eficiencia y seguridad en todos los ámbitos. Aquí tienes cuáles son todas ellas:

  • Reducción del tiempo de establecimiento de la conexión al crear un nuevo sistema de confianza que pueda agrupar las peticiones de HTTP
  • Uso de la multiplezación para poder evitar el bloque de cabecera de línea. Si se utiliza HTTP2, cuando un paquete se pierde hay que esperar a una reconexión. En cambio, en HTTP3 se resuelve el problema mandando distintos paquetes en diferentes streams, por lo que si uno se llega a perder, el resto no tiene que esperar a cargarse.
  • Seguridad mejorada ya que toda la información está encriptada en un protocolo propio.
  • Migración de redes que permite una mejor transición entre ellas. Muy útil en conexiones itinerantes en donde se cambia frecuentemente entre WiFi y 4G.
  • Disponibilidad total activada por defecto en Google Chrome y Opera.
  • Control de la congestión mejorado ya que no se necesita la llegada de los paquetes de datos en orden. Esto provoca que un paquete perdido no comprometa la velociadad.

Para finalizar, decir que el protocolo HTTP3 ha llegado para quedarse y con el una gran cantidad de mejoras y ventajas que nos van a proporcionar una navegación por la red más eficiente, rápida y segura. Esperamos que te haya servido de ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!