¿Qué hosting es mejor para mi tienda online?

A la hora de montar un ecommerce hay que tener en cuenta una serie de factores que pueden marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de ésta. Un aspecto muy importante es el hosting en donde vamos a tener alojada nuestra tienda. Actualmente podemos seleccionar entre una gran variedad de opciones y tipos de servidores, cada uno de ellos con sus características específicas, atributos particulares, precios distintos y una calidad en el servicio de atención al cliente diferente en cada uno de ellos.

El hosting es muy importante en tu ecommerce, por ello no debes tomar la decisión de manera rápida y sin antes consultar cuáles son las opciones que existen en el mercado y cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades. Es muy recomendable tomarse tiempo para poder analizar y evaluar cada opción, ya que una mala decisión puede resultar en problemas técnicos que afectarán a tu negocio.

Aquí te vamos a contar cuáles son sus ventajas y que hosting es el más recomendado para empezar y hacer crecer tu tienda online.

Tipos de hosting para un ecommerce

Existen una gran variedad de tipos de hosting en los cuales vas a poder montar tu tienda online. Estos se distinguen por su velocidad, su precio y su capacidad de almacenamiento entre otras características.

A continuación, te vamos a clasificar los distintos tipos de hosting que podemos seleccionar y las ventajas y características de cada uno de ellos.

Hosting compartido

Este tipo de servidor se trata de una opción en la cual se comparten los recursos de ancho de banda, velocidad o espacio de almacenamiento entre todas las páginas web y tiendas que el disco duro del hosting compartido tiene almacenadas. Esto significa que lo que pasa en el servidor afecta a todo lo que se encuentra guardado en su interior, por lo que puede repercutir, por ejemplo, cuando se trata de una actualización del sistema que afecta a todo lo que se encuentra albergado en el hosting compartido.

La velocidad de un hosting compartido también está limitada, ya que si una gran cantidad de páginas web o tiendas online se encuentran en el mismo servidor el tiempo de carga se va a ver afectado. Hay que tener en cuenta que los hostings compartidos son los más económicos del mercado y que, si lo que tienes en mente es una tienda online con un rango de productos no muy grande y tu tráfico medio inicialmente no va a ser excesivo, se recomienda empezar con alguno de los planes que se ofrecen en este tipo de servidores. A medida que tu tienda vaya creciendo siempre puedes evaluar un cambio a un servidor más rápido y potente.

Hosting compartido para CMS

Algunas empresas de hosting cuentan en su catálogo con un alojamiento específico para las diferentes plataformas de gestor de contenidos y ecommerce como puedan ser WordPress, Prestashop o Magento. Contratar una de estas opciones favorece el tiempo de carga ya que están específicamente pensadas y optimizadas para este tipo de CMS. Además, se disminuye el tiempo de carga y se gana en seguridad.

Los proveedores específicos de hostings compartidos para CMS conocen muy bien la plataforma con la que hayas decidido montar tu tienda online, por lo que vas a poder contar con un soporte técnico especializado, contando con un profesional que te pueda ayudar con cualquier incidencia relacionada.

La gran ventaja de estos hostings es que están específicamente optimizados y diseñados para que el tiempo de carga sea mínimo, consiguiendo una velocidad increíble.

Hosting VPS

Este tipo de hosting pasa por ser un servidor virtual privado para tu web o tienda online. Sus siglas significan Servidor Privado Virtual y está preparado para proporcionar una mayor velocidad de procesamiento, más espacio y un ancho de banda más grande que en un hosting compartido.

Si dispones de una tienda online con un tráfico medio-alto y con una gran cantidad de productos, esta sin duda es una buena opción en donde alojar tu ecommerce sin problemas. Los hostings VPS disponen de una fracción mayor del disco por para cada uno de los clientes que lo utiliza, además cuenta con un sistema operativo propio y los recursos son asignados de manera totalmente independiente para cada usuario.

Esto provoca que la probabilidad de colapso sea menor que en la de un hosting compartido, ya que la cantidad de recursos que se utilizan a la vez es menor en el VPS, proporcionando una velocidad y una eficiencia mayor.

Hosting dedicado

El hosting dedicado se trata de un servicio físico, dedicado única y exclusivamente al cliente que lo contrata. Con él vas a tener a tu entera disposición todos los recursos, espacio en el disco y ancho de banda disponible que quieras para tu tienda online o página web. Esta opción es la más avanzada y la que tiene el precio más alto de todas.

Hay que decir que en la mayoría de empresas de hosting los servidores dedicados vienen en blanco, por lo que vas a tener que instalar todos los programas que necesites en el panel de control y encargarte de la gestión y del mantenimiento.

Hosting en la nube

Por último, la opción de hosting en la nube se trata de un servidor escalable y alojado en la nube, el cual va creciendo a medida que tu tienda aumenta el consumo de recursos. El hosting en la nube se adapta por completo a todas tus necesidades y, en función de tu consumo el coste varía.

En este caso, el contenido del ecommerce o de la página web está repartido en varios servidores por lo que en el caso de que alguno falle, la información se va a seguir manteniendo sin problemas.

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un hosting?

Existen diversos factores que debemos de tener muy presentes antes de decantarnos por una opción u otra de hosting. Aquí tienes en distintos puntos lo que debes de saber antes de realizar la elección.

  • La velocidad del servidor: Este aspecto es muy importante y hay que tener en cuenta qué tipo de discos se utilizan. Hay que saber que los rápidos son los discos SSD.
  • Una buena atención al cliente: Intenta que la atención al cliente esté disponible las 24 horas y pueda ser incluso por vía telefónica. Esto te va a facilitar mucho las cosas en el caso de que ocurra algún problema y necesites solucionarlo de manera rápida y efectiva.
  • Busca un servidor que se encuentre alojado en el país donde te encuentres: Si tu tienda está alojada en España, busca los servidores del país que cuenten con una IP local. Esto va a mejorar la velocidad de carga y va a hacer que tu tienda sea mucho más rápida.
  • Espacio disponible en el disco duro: Ten en cuenta cuánto espacio tienes en el disco duro (si es SSD mejor), para que puedas tener todo tu contenido y productos alojados sin problemas.

Siguiendo todos estos puntos clave y consejos vas a poder encontrar un hosting que se adapte totalmente a tus necesidades y que cumpla todas tus expectativas. Por eso, si nos tenemos que quedar con uno nosotros recomendamos Siteground.

Este hosting proporciona todo lo que te hemos contado y lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir correctamente un servidor. Además, dispone de todo tipo de soluciones para que puedas elegir el tipo de hosting que más te convenga. Desde servidores específicos para WordPress o Woocommerce, pasando por hosting en la nube, Siteground dispone de una tecnología innovadora que cuenta con el hardware más potente y eficaz, proporcionando un alojamiento rápido y seguro, ayudando de esta forma a hacer crecer tu negocio.

Esperamos que te haya resultado útil la explicación sobre los diversos tipos de hosting que puedes contratar y puedas escoger el que sea más adecuado para tu ecommerce o web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!