Vigilancia de marcas: así tienes que proteger tu negocio

se suele pasar por alto lo importante que es tener una marca registrada con que se identifique todo el esfuerzo y saber hacer de una empresa.

Se habla mucho de estrategias para el éxito empresarial, de cómo invertir en innovación, nuevas tecnologías, comercio electrónico y de cómo representa una ventaja competitiva a la hora de salir al mercado tal elemento, y de cara a inversores y/o compradores futuros este otro.

Vigilancia de marcas: así tienes que proteger tu negocio

© Kurhan – Fotolia.com

Todo en la mayoría de los casos es indudablemente cierto, aunque se suele pasar por alto lo importante que es tener una marca registrada con que se identifique todo el esfuerzo y saber hacer de una empresa.

Puedes crear una estrategia comercial genial, disponer del mejor producto o ejecutar una filosofía empresarial sólida y brillante, pero si todo esto no está respaldado por una marca que verdaderamente te pertenezca puedes no tener, ni valer, absolutamente nada.

Por ello un buen negocio empieza con el registro del signo distintivo que le identifica, sin embargo este valioso activo no estará bien gestionado si no se complementa con una proactiva vigilancia de marca.

Nada representa a una empresa más y mejor que su nombre y/o su logotipo, en definitiva, que su marca. Es la piedra angular de un negocio y da forma a todo lo que de ello depende.

Vista la importancia de tener una marca registrada con que identificar nuestros productos o empresa:

¿Sabrías decir qué es una marca registrada?

Técnicamente una marca registrada es una palabra, diseño u otra designación que identifica de manera única a una empresa y sus productos o servicios. Este signo distintivo se protegerá mediante un título otorgado por el Estado que confiere a su titular el derecho exclusivo de utilizarlo en el tráfico económico para diferenciar sus servicios o productos frente a los de la competencia.

Por ello, tanto si acabas de empezar con tu negocio, como si ya llevas años en el mercado, nunca es demasiado tarde para preguntarte: ¿Tengo bien protegido este valioso activo?

En la práctica, cuando se trata de registrar una marca hay 4 cosas que debes tener siempre en cuenta:

  • Verifica que la denominación y/o logotipo esté libre mediante un estudio de viabilidad previo (muchas agencias oficiales como Protectia lo ofrecen gratuitamente), es decir, has de comprobar que no hay ningún registro anterior idéntico o similar al pretendido.
  • Clasifica adecuadamente la marca. Las marcas se registran para identificar productos o servicios concretos; para distinguir todas las actividades o productos existentes se utiliza el “Nomenclátor de marcas” o Clasificación internacional de Niza, que contempla 45 clases. Aquí entra en juego la importancia de tener como aliado a un experto en derecho de marcas que diseñe la mejor clasificación para tu caso.
  • Elige bien dónde vas a registrar la marca. Los derechos de Propiedad Industrial son territoriales por lo que se debe valorar con calma donde geográficamente precisamos cada registro. Si por ejemplo estás seguro que sólo vas a comercializar en España, con registrar una marca española actuaras bien. Sin embargo, si planeas comercializar fuera de los confines nacionales y sobre todo si dispones de una tienda online, la protección necesaria será más amplia. Por lo general iniciar la tramitación internacional de marcas con una solicitud de marca comunitaria es un acierto por abaratar costes y brindar protección en todos los países de la UE en bloque.
  • Vigila bien las marcas o logotipos que has registrado. Por su importancia vamos a desarrollar este punto más en detalle a continuación.

¿Por qué debo vigilar mi marca registrada?

Al igual que es necesario comprobar ANTES de solicitar el registro de tu marca que no estás infringiendo el derecho anterior de terceros, es fundamental DESPUÉS del registro mantener una vigilancia activa de dicho signo ditintivo.

No puedes hacer valer tu derecho frente a aquello que desconoces.

Por este sencillo motivo, una adecuada vigilancia de marca, controlada a ser posible por una agencia de Propiedad Industrial, es la única forma eficaz de saber si un tercero está solicitando una marca idéntica o muy parecida a la nuestra y poder actuar así a tiempo y en consecuencia, interponiendo una asequible oposición administrativa.

Los profesionales de una agencia de propiedad industrial son los que se dedican a vigilar constantemente y durante toda la vigencia de la marca (generalmente 10 años, renovables por iguales periodos) que no hayan incidencias y, si las hay, comunicarlas a sus titulares junto a una opinión y consejo profesional sobre qué pasos seguir.

Como hemos visto obtener el derecho de una marca es muy importante pero de por sí no es suficiente.

Es necesario vigilar y defender activamente estos valiosos signos distintivos. Por ello, en todos los casos una pequeña inversión inicial en el adecuado registro y vigilancia de la marca es un acierto que puede además evitar costosos problemas futuros.

Francesca MandoliniFrancesca Mandolini es Licenciada en Ciencias de la Comunicación y especializada en marketing online. Responsable de comunicación y marketing para Protectia Patentes y Marcas, escribe en el Blog de Protectia aportando su punto de vista e información práctica sobre temas relacionados a la Propiedad Industrial.

 

Tagged with