Por qué es el mejor momento para invertir en Bitcoin

Cuando las monedas nacionales se desploman y la incertidumbre se apodera de los mercados, es corriente que los inversores busquen operaciones seguras ajenas a las fronteras de países o a las políticas de sus gobernantes.

Las crisis económicas son cíclicas. En ocasiones la economía sufre caídas, como en la actual crisis del coronavirus, y de repente mejora sus previsiones y nos encontramos ante otra época de esplendor. Sin embargo, las caídas económicas no son iguales para todos los sectores. Mientras que algunos comercios dejan de ser rentables, otros se postulan como las apuestas venideras y consiguen sacar a flote la economía.

Un proceso parecido ocurre en los mercados de todo el mundo. Cuando las monedas nacionales se desploman y la incertidumbre se apodera de los mercados, es corriente que los inversores busquen operaciones seguras ajenas a las fronteras de países o a las políticas de sus gobernantes. Así ocurrió, por ejemplo, en la crisis de 1929, cuando el precio del oro se disparó. Con el coronavirus, los inversores, al igual que hace 100 años, buscan nuevos horizontes en los que operar.

Bitcoin en el presente

Los analistas llevan años alertando sobre las múltiples posibilidades que ha abierto Bitcoin en el mercado internacional. Esta moneda virtual, creada por Satoshi Nakamoto en 2009, es ajena a cualquier país y gobierno. De hecho, la cotización de las bitcoins no se puede consultar en cualquier buscador. Por ejemplo, Bitvavo le ofrece el precio de Bitcoin en vivo para poder consultar subidas y bajadas de la criptomoneda, a diferencia de lo que ocurre con las monedas tradicionales.

Pero, ¿por qué es el mejor momento para invertir en bitcoins? Como decíamos, los expertos auguran un futuro prometedor a una moneda que solo acaba de nacer. De hecho, con el desplome de las bolsas durante los últimos años las bitcoins aumentaron su valor. En este sentido cabe recordar que, aunque por su “naturaleza virtual” muchas personas no lo saben, las bitcoins son limitadas, ya que solo existen 21 millones en el mundo.

Sin embargo, la llegada de la pandemia hizo que, al igual que otras monedas, su valor de desplomase y muchos se deshicieran de sus activos de manera rápida. Este desplome, en contra de la creencia popular, puede suponer una gran oportunidad para los nuevos inversores. La crisis del coronavirus es eventual, pero las criptomonedas han llegado para quedarse.

El futuro de las bitcoins

No hace falta ser un gran previsor para vislumbrar el futuro de las bitcoins. Se trata de monedas que se intercambian por bienes o servicios, como el euro o el dólar, pero que no existen físicamente. Sus operaciones se realizan mediante transferencias bancarias de una cuenta a otra. Por lo tanto, las bitcoins son, como la venta online para las empresas, una oportunidad.

Su única peculiaridad reside en su naturaleza internacional. Mientras que el euro o el dólar, por ejemplo, están anclados a una zona geográfica y, por ende, su futuro depende de las políticas y previsiones que los analistas establecen sobre las mismas, las bitcoins son independientes, de modo que su futuro depende de aquellos que invierten en ellas.

Antes de la pandemia el precio al alza de las bitcoins alcanzó los 8.000 dólares, una barrera que los especialistas esperaban que superase sin problema. Por ello, su desplome ha abierto nuevas posibilidades para los inversores, los cuales saben que la crisis del coronavirus es un hecho puntual del que se saldrá en poco tiempo.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!