¿Qué aporta a mi blog una traducción al inglés?

En un blog es importante conocer cuando la traducción al inglés está aportando valor añadido y cuándo se convierte en un trabajo poco productivo

Si eres blogger sabrás que existen multitud de ocasiones en las que traducir los contenidos de tu blog puede ser de gran utilidad. La capacidad de desenvolverse en distintas situaciones con idiomas diversos es cada vez más valorada en todos los ámbitos ya que se convierte en un valor imprescindible para triunfar en un mundo globalizado.

Qué aporta a mi blog una traducción al inglés

© Melpomene – Fotolia.com

En el entorno de un blog esta premisa también se puede aplicar y es importante conocer las situaciones en las cuales la traducción al inglés está aportando valor añadido y cuándo se convierte en un trabajo poco productivo.

En algunas ocasiones específicas, la traducción del blog es prácticamente imprescindible. Este es el caso si eres traductor y necesitas mostrar de inmediato la calidad de tu trabajo y la profesionalidad del mismo. La traducción también es fundamental si tienes un blog corporativo que da imagen y visibilidad a una empresa con actividades en mercados internacionales. En este caso, la información debe estar presente y ser comprensible para la mayor cantidad de clientes en todos los idiomas en los que desarrolle sus actividades la empresa.

Ayuda a monetizar tu blog

La diversidad del público objetivo también es una razón por la cual traducir un blog al inglés, así como a otros idiomas. Para generar ingresos con el blog es imprescindible aumentar el número de visitas. En este sentido resulta necesario fijar un público objetivo y responder a sus necesidades específicas de una forma atractiva y funcional. En casos en que se pueda fijar un público objetivo de carácter internacional, resultará ineludible la adaptación del idioma a cada uno de los países a los que se dirija la información del blog.

Para lograr este objetivo con un buen resultado será necesario hacer un esfuerzo de trabajo doble en la generación del contenido y, posteriormente, en la traducción del mismo. Si eres bilingüe esto no te resultará especialmente complejo pero si tus conocimientos de inglés no son tan elevados requerirás la ayuda de recursos para aprender inglés que se pueden encontrar a través de Internet de forma que el resultado sea satisfactorio y el trabajo empleado en ello no resulte excesivamente complejo.

Una URL para cada idioma

Es interesante mencionar algunos detalles que has de cuidar si te decides a traducir tu blog a otro idioma. Por un lado está la imagen general del blog que siempre ha de ser un factor a destacar para fidelizar y atraer a nuevos lectores. Así, si en el blog aparecen contenidos cargados de texto resulta un riesgo añadir un texto doble para la traducción y que esta marea de letras puede ser un verdadero monstruo que asuste a posibles lectores. En estos casos quizá es interesante adquirir otra url en la que generar el contenido traducido, de esta forma también se podrá tener en cuenta el SEO que puede peligrar en un solo blog con dos idiomas.

Estudiar las posibilidades y las características del propio blog, por ejemplo, en un WordPress usaríamos el plugin WPML, será la fórmula más adecuada para conocer qué aporta verdaderamente a la publicación una traducción al inglés.

 

Javier Gázquez
Javier Gázquez en tan solo 5 años ha conseguido colaboraciones con empresas globales como Textbroker, grupos de Dropshipping de prestigio como Dropalia.es e incluso emprender su propia agencia donde se especializa en adaptar negocios convencionales a la red  mediante estrategias de negocio en hellomarketing.es.