¿Es ético que un reclutador busque en Internet sobre ti?

Tras mi anterior entrada ‘lo que un reclutador busca en Internet sobre ti’, ha habido opiniones controvertidas sobre si esta práctica es ética o no. Como premisa de partida, recordemos que los reclutadores siempre han tratado de averiguar cuestiones relacionadas con los candidatos, pidiendo referencias en caso necesario. La diferencia con respecto al momento actual, es que en Internet pueden encontrar fácilmente mucha más información, nos guste o no, que puede ayudar a construir un perfil sobre nosotros para determinar una posible contratación.

Tras mi anterior entrada ‘lo que un reclutador busca en Internet sobre ti‘, ha habido opiniones controvertidas sobre si esta práctica es ética o no. Como premisa de partida, recordemos que los reclutadores siempre han tratado de averiguar cuestiones relacionadas con los candidatos, pidiendo referencias en caso necesario. La diferencia con respecto al momento actual, es que en Internet pueden encontrar fácilmente mucha más información, nos guste o no, que puede ayudar a construir un perfil sobre nosotros para determinar una posible contratación.

Reclutadora buscando por internet

Derechos de foto de Fotolia

Porque las redes sociales son una extensión de la vida real, donde lo virtual se convierte en una prolongación de lo físico. Y si pensamos que no hay ninguna relación entre ambos ‘mundos’, que lo virtual es irreal y que, hagamos lo que hagamos ahí, no importa y no pasará nada, estamos muy equivocados. Y sino que se lo digan a esta persona que pensó que no existía tal conexión.

A modo de ejemplo, si alguien va llenando la ciudad de pintadas con mensajes insultantes, y además deja datos que permitan su identificación, ¿no será ello perjudicial para esa persona?; si alguien es reconocido en el barrio como una persona agresiva y problemática, ¿le ayudará o perjudicará esta actitud?.

Pues en Internet sucede exactamente lo mismo que en la vida real; si en las redes me comporto de forma agresiva, provocando y descalificando, buscando la confrontación, y además lo hago de forma constante, puede parecer lógico que un reclutador saque la conclusión de que se trata de una persona insociable que no puede integrarse en un equipo de trabajo, y que además pueda desestabilizar el buen ambiente de la oficina. Por otra parte, si se trata de una persona que comparte sus conocimientos, que aporta, que mantiene un tono profesional, sin duda alguna el reclutador podrá obtener una idea positiva acerca de ella.

Y ojo, no estamos hablando de que los reclutadores vayan a analizar nuestra situación financiera, nuestro historial médico, o nuestro ADN como comentaba un lector. Porque esto ya ni siquiera entra dentro del terreno de lo ético, sino de lo ilegal. Tratan de conocer a los candidatos lo mejor posible, y para ello buscan información que les ayude a complementar cualquier otra acción que hayan podido realizar hasta ahora (referencias, test psicotécnicos, pruebas grupales, …).

Por tanto, más que debatir sobre si el hecho de que los reclutadores indaguen sobre nosotros en lugares públicos (redes sociales) donde pueden obtener información que nosotros hemos decidido mostrar a nuestro entorno y a quien nosotros hemos decidido, quizás deberíamos tratar el cómo usamos las redes sociales, y si somos conscientes de que lo que hagamos nos puede etiquetar y condicionar nuestro futuro profesional. Quizás esto sea lamentable, sí, pero es real. Y la mejor forma para contrarrestar la realidad es conocerla (ser consciente de a qué candidatos seleccionan los reclutadoresy hacer lo necesario para que juegue a nuestro favor, especialmente cuando hablamos de un asunto tan sensible como es el empleo.

 

Miguel Ángel Riesgo

Miguel Ángel Riesgo tiene un Executive Master en E-Business por el IE Business School y es licenciado en Gestión Comercial y Marketing por ESIC, así como diplomado en Informática de Gestión. Mantiene su blog profesional en el que habla sobre empleo 2.0 y marca personal, así como de gestión de equipos humanos. Colabora con Infojobs en su blog sobre orientación laboral, en la ‘escuela de comerciales’. Ha trabajado durante los últimos 7 años como Sales Manager en Infojobs. Puedes encontrarle en twitter.

  1. Es un tema muy interesante. He conocido empresarios que se jactan de “saber” todo sobre ti cuando te entrevistan alegando que ellos tienen “recursos” para indagar en tus redes sociales. Por eso es imprescindible establecer una buena privacidad y ser conscientes de lo que publicamos públicamente y lo que no. Aunque es una línea fina en internet, se puede separar lo privado de lo profesional, hay que ser cuidadosos, pero no ceder ante la “manía” continua de querer saber todo sobre ti antes de contratarte. Buen artículo

  2. Gracias Ana. Sí, efectivamente es una línea muy fina. Que los demás (reclutadores) la puedan traspasar no depende de nosotros, no lo podemos controlar. Pero lo que sí podemos controlar es lo que hacemos en las redes; hecho esto, si la imagen que tenemos es correcta, ‘ayudaremos’ a esos empresarios a confiar en nosotros, y de esta manera tener más posibilidades en el proceso de selección.

  3. Pues yo no encontraba trabajo, y cuando decidí borrar todo rastro de mi en redes sociales, en un mes encontré trabajo, casualidad o causalidad? nunca lo sabre

    • Gracias Óscar. Sí, efectivamente, nunca lo sabrás… En cualquier caso, pienso que has hecho lo correcto. Te has buscado en Internet y has decidido reorientar tu imagen sabiendo que eso te puede condicionar en un futuro. Y también ‘matizar’ que no has borrado tu rastro del todo, tu blog habla muy bien de ti, y eso cualquiera que te busque (¿quizá un reclutador?) seguro que lo valora.

      • Básicamente lo que hice fue: borrar todos los videos de Youtube, mi perfil en FB cerrarlo completamente dejando solo visible mi foto de perfil y mi dirección del blog, nada de artículos de política, opinión y cosas por el estilo. En tw, borrar las fotos ‘raras’, poner el candado es como esconder cosas.

  4. Homero Rodriguez 12-2-2013, 17:31

    Considero que como en la vida real debes saber comportarte, lo mismo ocurre en tu vida digital, si tenemos una vida desordenada pues seremos esclavos de nuestro propio pasado … buen post y éxitos

    • Sí Homero, en ambos ‘mundos’ nuestras acciones pueden tener consecuencias. Sin embargo, con el virtual tenemos que ser aún más precavidos, ya que aún no sabernos manejarnos tan bien como en el físico.

  5. Alex Pereira 14-2-2013, 18:48

    Cual es la validez predectiva de usar este método de selección??
    Es decir, saber estas cosas que puedes encontrar en internet, tiene conexión, con lo bien o mal que desempeñará el trabajo en el futuro.

    Si no me engaño, la validez es muy baja, y por lo tanto, como reclutador no vale la pena perder el tiempo en esto, hay otros métodos de selección mucho más validos.

    • Gracias Alex por tu comentario. Estos métodos tienen validez y funcionan, aunque por supuesto no ofrecen una garantía absoluta. Los reclutadores complementan su búsqueda por Internet con otras herramientas tradicionales como entrevistas personales, dinámicas de grupo, test psicotécnicos, petición de referencias a terceros, …

      Todos estos análisis permiten al reclutador hacerse una idea bastante aproximada de la confiabilidad del candidato, lo que les permite tomar una decisión de contratación con el mayor criterio posible.

      No obstante, repito que esto no ofrece una garantía 100%, puesto que el candidato finalmente contratado, puede (por la razón que sea) no corresponder a las expectativas que se fijaron durante el proceso de selección. De todas maneras, la búsqueda por Internet maximiza las posibilidades de éxito del proceso, especialmente de aquellos candidatos que mantienen una imagen ‘fuerte’ en Internet.

  6. […] en cuenta un buen currículum, la inclusión o no de tu perfil en redes sociales como profesional o qué se encuentra sobre ti en Internet. Estos conceptos están cambiando. Yo me atrevo a decir que se buscan perfiles con un nuevo grado […]

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!