Formación 2.0 versus Formación tradicional

Desde que tengo memoria recuerdo siempre a personas por detrás mía hablándome de “lo importante que era llegar a tener una carrera y una formación universitaria de nivel”.

Desde que tengo memoria recuerdo siempre a personas por detrás mía hablándome de “lo importante que era llegar a tener una carrera y una formación universitaria de nivel“. Muchos años después de haber oído esto por primera vez terminé una carrera de números, de esas que te aseguraban una buena cantidad de salidas profesionales.

 Formación 2.0 versus Formación tradicional

© Markus Bormann – Fotolia.com

Hace un año que se acabó la Universidad para mi, y ahora las voces que me advertían de la importancia capital de pasar por este trance han dejado de sonar.

De hecho lo único que suena es el ordenador y los avisos de correos nuevos en el teléfono, así como notificaciones de mensajes en Google Talk. Quizás estos nuevos ruidos constantes que invaden mi rutina se deben al hecho de haber sido atrapado en la realidad 2.0.

Lo viejo ya no funciona

Los tiempos están cambiando a una velocidad de vértigo. Una tecnología puntera se queda obsoleta en poco más de un año (¿recuerdas cuando compraste el último modelo del iPhone? en menos de 10 días saldrá el siguiente), las viejas maneras tradicionales en las que nos enfrascábamos a la hora de buscar empleo ya no sirven, del mismo modo que ya no sirve ir a una tienda y preguntar si tienen nuestra película favorita en VHS. El cambio, irremediable e inexorablemente lo inunda todo y esto forma parte de un proceso natural.

Posiblemente la nueva generación de universitarios recién salidos de las aulas no lo crean, pero antes la búsqueda de empleo dejando simplemente un currículum funcionaba, ahora tener éxito mediante este proceso es tan probable como salir en este mismo momento a tu portal y encontrar en el suelo 100 euros. (Díficil pero no imposible ¿no?), ¿Por qué nos resignamos a no creer que el viejo sistema cada vez está un poco más muerto?

No una carrera pero sí una profesión

Tras todo este tiempo si formas parte de ese 50% de jóvenes desempleados, terminas por darte cuenta de que la carrera no era lo más importante, pero esto no se debería confundir con “no hacer nada” o con la “falta de formación”, considero que lo que sí es importante y fundamental (y ahora más que nunca) es tener una profesión.

Profesionalizarte en algo que sepas hacer y tratar de ser el mejor en eso. Trabajar, trabajar y después continuar trabajando. Ya no necesitas una carrera para poder formarte en unos campos determinados, Internet se ha convertido en el lugar más lúdico pero a su vez con más oportunidades de formación para todas aquellas personas que estén en sus casas con inmensas ganas de aprender y no siempre con los más elevados recursos.

Móntate un blog. Da igual si lo haces al terminar de leer este post o lo haces hoy antes de cenar; pero si aun no lo tienes hazlo y si ya lo tienes y aun no dispones de todo el tráfico que necesitas para ganar dinero plantéate publicar un 50% más de lo que lo haces.

Aun existen muchos sectores tradicionales donde el marketing de contenidos todavía está muy verde en nuestro país. Por ejemplo, investigando un poco el otro día pude advertir que para temas de derecho apenas existen personas en Internet que dispongan de una presencia fuerte, que estén ahí cuando introduzcas “abogados Madrid”, (habrá Webs, pero pocos blogs de especialistas en la materia).

Llegar el primero supone un camino despejado en los buscadores

Aquí el que no corre vuela y dentro de 5 o 6 años probablemente mucha más gente de la que hay ahora se habrá dado cuenta de la importancia del marketing de contenidos y de “estar ahí”, de estar en Google y estar de los primeros. Porque si estás de los primeros no tendrás que buscar a los clientes, te van a encontrar ellos a ti.

En lo personal y bajo mi experiencia apuesto mucho más por una formación profesional a través del nuevo medio 2.0 que por la clásica formación académica universitaria. Ya no recuerdo como se hacía una reclasificación funcional o un balance de resultados pero dudo mucho que me vaya a servir de algo recordarlo.

¿Por qué no mejor a aprender a monetizar proyectos online? (aquí tienes unas cuantas formas y consejos de Javier Ruiz Gago). A pesar de todo, en España cada vez existen más cursos de formación gratuitos hechos por los propios bloggers, los cuales son la excusa perfecta para comenzar a formarse onlinemente hablando.

Uno que he visto hace poco y el cual ha llamado mi atención ha sido el del blogger Luis M Villanueva con su Curso de Google Adwords Gratis, apuntarse puede ser una gran idea, y ya no solo a ese, sino a todo el contenido relacionado que pueda ser de nuestro interés y que por fortuna abunda cada vez más en la blogosfera hispana.

Y tú por que apostarías antes ¿Formación 2.0 o tradicional?

 

Dean Romero

 

Dean Romero es un emprendedor 2.0. Blogger en UniversalBlog.es una micro red de contenidos y autor de Blogger3.0 donde habla sobre estrategias de posicionamiento SEO y técnicas blogging para generar más trafico hacia tu blog. Puedes seguirlo en Google+.

  1. Genial post, Dean. Toda la razón. Tengo muchos conocidos que se siguen quejando de que no hay trabajo y no hacen nada por la vida. Tener una carrera no basta. Es más, es mejor no tenerla y ser una persona activa y curiosa que tenerla y estar de brazos cruzados.

    Un saludo

    • Hola Diego,

      Totalmente cierto, cada vez menos, una carrera no basta, de hecho una carrera cada vez nos hace más iguales a todos. Creo que lo que funcionará es lo que te haga diferente, aunque es cierto que también puede ser valorado por las empresas (sumado a un master, experiencia y a uno o dos idiomas adicionales) 😉

      Un saludo

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!