Trabajar de “lo que sea” no es perder el tiempo

Los padres siempre quieren que seamos mejores que ellos, que podamos llevar una vida mejor que la que ellos han pasado, y se esfuerzan por ello.

Los padres siempre quieren que seamos mejores que ellos, que podamos llevar una vida mejor que la que ellos han pasado, y se esfuerzan por ello. Recuerdo que no hace mucho tiempo decían: “Estudia para ser alguien en la vida, para tener más posibilidades. “… Seguramente hoy, tras descubrir que estas posibilidades se han volatizado y ver a su hijo/a, emigrando forzosamente o en la empresa más grande del país, no piensen lo mismo.

Trabajar de “lo que sea” no es perder el tiempo

© yuryimaging – Fotolia.com

Actualmente parece que esos estudios no valen para nada, por tanto, bajo esta teoría hemos perdido tiempo y dinero. Lamentablemente, aunque cuentes con una formación excelente, o tienes dinero para poder emprender o trabajas de “lo que sea”. ¿Pero hay algo de malo en esto? Según como lo mires. Hay mucha gente que sufre frustraciones porque cree que trabajar en puestos que no estén relacionados con su formación es alejarse en la persecución de sus sueños. Sin embargo, y creo que no me equivoco cuando digo que, todo el mundo conocemos a alguien que ha descubierto su verdadera vocación en sus aficiones o hobbies, y nada tiene que ver con su experiencia o formación. Con esto quiero decir que no debemos cerrar la puerta a la esperanza aunque nos encontremos en un punto donde nos sintamos perdidos o lejos de nuestros sueños, porque si ponemos empeño en seguir persiguiéndolos, en algún momento llegarán.

Un trabajo, sea el que sea, te ayudará:

A saber que es lo que persigues. Porque si todavía no lo sabes, diversificar tus esfuerzos y probar distintas cosas te ayudará a conocerte, a saber cuales son tus limitaciones y en qué cosas realmente disfrutas y te encuentras más cómodo.

A ganar más experiencia en el mundo laboral. El trabajar con distintas personas, distintos trabajos te ayudará a ganar confianza y saber desenvolverte en distintas situaciones, porque no hay empresa igual a otra, ni cliente igual a otro.

A sentirte mejor emocionalmente. Al igual que el deporte o el ocio, el trabajo también es necesario para poder sentirnos útiles socialmente. Porque estamos aportando algo, a la empresa, a nosotros mismos y a los demás.

Y en este punto puedo afirmar que no hemos perdido el tiempo ni el dinero formándonos. Es más, nunca debemos paralizar esta práctica, porque todo conocimiento nos hará mejores y como decía Steve Jobs:

“Tenéis que confiar que lo puntos se conectarán alguna vez en el futuro”.

Esto significa que sin dejar de perseguir lo que deseamos, debemos ser pacientes y tener la esperanza de que llegará aquello que deseamos. Pensando que todo lo que hacemos, puede ser una oportunidad. ¿Qué crees tú?

 

Sara CáceresSara Cáceres, en la red SaraCace, es profesional de la comunicación y la creación digital. Puede ayudarte con cualquier cosa que requiera del diseño gráfico, gestión de redes sociales y asesoramiento en comunicación o en entornos digitales. Su objetivo es compartir conocimiento y aprender cada día algo nuevo. En su tiempo libre colabora con una organización impartiendo valores entre los más jóvenes.

 

Puedes acceder a about.me/saracace para seguirla en las distintas redes sociales.

 

 

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!