Un blog sin contenidos no es nada

Un blog sin contenidos es como un escaparate vacío de una tienda, no provoca ningún interés para entrar, aunque sí una mala percepción que hará que probablemente no le demos una segunda oportunidad.

Un blog sin contenidos es como un escaparate vacío de una tienda, no provoca ningún interés para entrar, aunque sí una mala percepción que hará que probablemente no le demos una segunda oportunidad.

Un blog sin contenidos no es nada

Derechos de foto de Fotolia

Cada uno de nosotros tiene una razón distinta por la que hemos creado un blog: para generar oportunidades profesionales en el futuro, para crear nuestra propia marca personal, para compartir nuestros conocimientos con los demás, …
Y en cualquier caso, necesitaremos tráfico; sin éste, un blog no tiene sentido, a no ser que queramos escribir para nosotros mismos y no queramos que nadie nos lea…
Y para conseguir tráfico podremos usar multitud de técnicas distintas (SEO, SEM, atraer tráfico desde redes sociales u otros blogs, …); sin embargo, ¿de qué vale todo este esfuerzo si cuando un potencial lector entra en nuestro blog y no ve absolutamente nada?, ¿si comprueba que el último post es de hace meses?, ¿si escribimos una entrada cada varias semanas o incluso meses?, ¿o que no hay ninguna frecuencia visible de publicación de posts?.
Si cualquiera de estas cosas ocurre, es muy probable que todo el trabajo que estás llevando a cabo para atraer visitas, se conviertan en tráfico nulo que en sólo unos cuantos segundos se marchará del site con una mala percepción que le hará no regresar probablemente nunca más.
Porque no nos equivoquemos, un buen diseño del blog que se centre en lo llamativo, puede gustar y hasta sorprender, pero se quedará en mera anécdota temporal, puesto que el visitante no se sentirá con ganas de volver otra vez para ver lo mismo.
Entonces, ¿qué puede hacer que una persona que entra en un blog se sienta atraído lo suficientemente para volver otra vez?: los contenidos. Sin ninguna duda.
Sí, eso es lo primero que verá un visitante, si existen contenidos en el blog. Esta será la puerta de entrada y también la de salida si no existen. Una vez pasado este primer filtro, el visitante (aún no hablo de lector) analizará las siguientes cuestiones acerca del contenido:

  • Afinidad. El visitante busca contenidos determinados, por lo que si encuentra algo que no busca y que no le interesa, se va. No pasa nada, esto no tiene nada que ver con la calidad del blog.
  • Calidad. Siempre he pensado que la calidad es un concepto muy relativo, que a menudo está condicionado por las exigencias de la persona que la valora. Pero en cualquier caso, si el blog no entrega los contenidos que los visitantes esperan, no regresarán. Existen muchos blogs y cada día hay una mayor competencia luchando por atraer lectores, lo que eleva el nivel de exigencia.
  • Frecuencia de publicación. El lector no quiere sorpresas, ni tampoco tener que volver al blog constantemente, sin saber si habrá contenido nuevo o no. Por tanto, el bloguero debe generar contenido con una frecuencia determinada, sin saltarse los días de publicación.
  • Público objetivo. Los contenidos deben generarse para un target específico, lo que condiciona el tono, el estilo, la profundidad del análisis, … Si el visitante no se siente identificado en un grupo específico al que se dirige el blog, se marcha.

En definitiva, los contenidos deben satisfacer las expectativas del visitante; si ello ocurre, se convertirá en lector recurrente. Y de eso es de lo que se trata…

 

Miguel Ángel Riesgo

Miguel Ángel Riesgo tiene un Executive Master en E-Business por el IE Business School y es licenciado en Gestión Comercial y Marketing por ESIC, así como diplomado en Informática de Gestión. Mantiene su blog profesional en el que habla sobre empleo 2.0 y marca personal, así como de gestión de equipos humanos. Colabora con Infojobs en su blog sobre orientación laboral, en la ‘escuela de comerciales’. Ha trabajado durante los últimos 7 años como Sales Manager en Infojobs.

  1. Hola,
    Pues si, necesario y fundamental, la riqueza está en el contenido y en la sensibilidad al transmitirlo

    • Gracias Soledad por tu comentario. La sensibilidad es importante. Ahora bien, también te diré que algunos transmiten su contenido sin tenerla en cuenta, y alcanzan grandes audiencias.

  2. Muy de acuerdo,de echo estaba empezando a escribir un blog,que al principio tenia por probar y ahora he decidido ponerme un poco mas serio y he buscado consejos,espero que sirva para algo gracias.

    • Gracias Fran. Te deseo suerte con tu blog. Si vas generando contenidos interesantes y no desistes en el intento, verás cómo vas viendo resultados.

  3. […] Un blog sin contenidos no es nada Share this:TwitterFacebookPinterestGoogle +1LinkedInCorreo electrónicoImprimirMe gusta:Me gusta Cargando… […]

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!