Emprendedores: Cómo trabajar menos produciendo más

Cuando eres emprendedor o autónomo no tienes pagas extras, tampoco te pagan las vacaciones y no te sirve de nada hacer que trabajas si no trabajas.

Cuando eres emprendedor o autónomo no tienes pagas extras, tampoco te pagan las vacaciones y no te sirve de nada hacer que trabajas cuando realmente no estás trabajando, sólo para tirar a la basura tu propio tiempo y tener que recuperarlo más adelante.

 Emprendedores: Cómo trabajar menos produciendo más

El problema de acumular tareas, el mítico “lo dejo para luego”, es que corres el riesgo de que se te vaya amontonando el trabajo. Al final se hace una bola de nieve que te da problemas y como poco, estrés porque entregas tus tareas tarde y seguramente duermas mal, soñar con trabajo no debería ser un denominador común en tu vida.

Una de las sensaciones más reconfortantes que existen es irte a la cama con la sensación de que está todo el trabajo hecho, ha sido un día productivo y, como dice Carlos Bravo, te puedes dar un +1 a tí mismo (de los de Google).  ¿Qué tal si hacemos todos los días así?

Tips para trabajar menos y producir más

  • Planifica. Desgrana al máximo cada trabajo, prepara las tareas a uno, dos y seis meses en ese proyecto. Si puedes planificar a más, mejor. Dependiendo de lo que estés haciendo podrás planificar más o menos y aún así, siempre tendrás que ir perfilando un poco tu estrategia. ¿Qué es lo que buscamos en este punto? Buscamos no llegar todos los días y pensar qué es lo que hay que hacer, que perdemos tiempo, energía y por tanto, fatiga y tiempo extra que acumulamos. Trabajamos a fondo el primer o primeros días en hacer un análisis detallado y planificar una estrategia coherente y prolongada en el tiempo para que, nada más sentarnos, sólo tengamos que mirar un excel y seguir nuestras propias pautas. Aquí ya estamos ahorrando mucho tiempo diario.
  • Di NO al Multitask (Multitarea). Es muy difícil dejar de mirar el mail, el whatsupp y el Facebook, pero tienes que ser fuerte. Un punto importante: ¡No publiques en tu Facebook personal! Además de perder el tiempo mirando lo que han hecho tus contactos y seguramente comentando algo o haciendo tímidos “likes”, vas a estar pendiente de cuantos 1os nuevos hay en la bola del mundo de tu post y de atender a comentarios. Está comprobado, focaliza y no pases de tarea hasta que haya terminado una. Tampoco entres en Twitter ni leas (o acumules en el navegador) artículos de los que se va a acabar el mundo si no los lees. Planifica momentos muy concretos en el día o la semana para hacer este tipo de cosas. En mi caso, entro a trabajar 30-45 min. antes que los dedico a la lectura y contestar algún mail.
  • Aplica la Ley de Pareto a tu Marca Personal. Identifica cual es el 20% de tu trabajo que te da el 80% de los resultados y centra tus esfuerzos ahí. ¿Cuales son las Redes Sociales que mejores resultados me están dando? ¿A qué horas recibo más engagement? ¿Qué contenidos son los que mejor funcionan para mi audiencia? Tiene que ver mucho con el análisis indicado en el primer punto, céntrate en lo que te está dando resultados. Puedes leer este post de Anairas donde habla sobre la Ley de Pareto y las buenas prácticas en Redes Sociales.
  • Apóyate en un equipo (motivado). Intentamos abarcarlo todo, sobre todo cuando empezamos principalmente para ahorrar costes. Diseño, planificación, marketing, administración, trato con clientes… y al principio puede estar bien. Cuando compruebes que el trabajo se te acumula, te supera y tengas la sensación de que te estás dejando cosas en el tintero por querer abarcarlo todo tú, contrata o externaliza trabajo. Por ejemplo, si tienes clientes de Marketing Online, no es necesario que escribas tú todos los artículos, no eres experto en todas las temáticas. ¿Cuánto vale tu hora? ¿Cuánto tardas en escribir ese artículo? Puedes aplicarlo a cualquier materia, si eres diseñador externaliza diseño o pon a un consultor y/o administrador que lidie con los clientes… ¡Podemos perder nuevas oportunidades!

Nota: Como habrás podido comprobar, no se trata de trabajar menos sino de ser muchísimo más eficiente en tu trabajo, más productivo y por tanto, tener tiempo para otras cosas: cambiar de temática y liberar tu mente, estar con la familia y/o amig@s y/o novi@, ir al gimnasio, tomar unas birras, ir al cine… desconectar.

Con estos tips ya vas a ahorrar mucho tiempo y ser bastante más productivo. Hay más que seguramente incluya en otro post, el siguiente… ¿Me quieres ayudar?

Si te ha gustado el post y crees que le puede servir útil a otras personas, nos harías un favor a ellos (y a mi) compatiéndolo en Redes Sociales 🙂

Javier Ruiz-Gago es un profesional del Marketing Online, ligado al mundo de la publicidad, capaz de proporcionar una visión global a la hora de comenzar un proyecto. Social Media Manager Freelance y fundador de adesign, donde ayudan a profesionales y empresas a desarrollar negocios en internet. Colabora con MarketersCV y escribe semanalmente en Bloguismo.

  1. Desde luego, tenemos mucho que mejorar en términos de productividad. El post nos vendrá bien para darnos cuenta de que acostumbrados a la cultura del trabajo presencial y donde según las estadísticas de las 8 h (Jornada normal completa) que se hacen, 2 son totalmente improductivas. Así que no hay nada como aplicar los consejos prácticos del post para mejorar nuestro trabajo y sacarle más rentabilidad a nuestro tiempo. Me gusta y comparto. Saludos

    • Hola Migue Ángel!

      Sí, eso dicen nuestros colegas europeos y americanos, que somos bastante improductivos. En términos genéricos, estoy de acuerdo. Desde mi punto de vista opino que la clave, además de otros tips como no estar haciendo varias cosas a la vez o cumplir un timming, está en la pura organización y planificación del trabajo. He podido observar (también en mis propias carnes) en empresas la enorme diferencia en cuanto a tiempo y resultados planificando y sin planificar a fondo. Un antes y un después. De ahí, ir midiendo y perfilando la estrategia inicial. Aplicable a todos los ámbitos (no sólo Marketing).

      Respecto a la jornada de 8 horas, me parece una buena jornada, incluso de 9 o 10 si la empresa es tuya o eres autónomo. Pero respetando tiempos, llevando una vida sana, descansando 7-8 horas, planificando bien y opino también que es importante dejar lo fácil (o menos costoso) para el final. Volvemos a la planificación, mira ti horario/tabla de excel a ver qué tienes que hacer 😉

      Gracias por el comentario y por compartir.

      Un saludo!

  2. La planificación y el orden es fundamental para conseguir resultados óptimos.
    Me gusta mucho lo de no al multitask, y es que es cierto que tendemos a hacer varias cosas a la vez… hablar por telefono mientras miras un mail y se carga el perfil de facebook, mientras comes un trozo de pizza y te rascas un….
    y ya sabes el topico de que los hombres no podemos hacer dos cosas a la vez… jajajaja
    Ahora en serio, eficiencia y productividad, aplicado a todo.
    Seguiremos tus consejos.

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!