¿Cuáles son las diferencias entre el diseño web y el desarrollo web?

El diseño web y el desarrollo web no es lo mismo. Está la forma en cómo va a lucir el sitio web y por el otro la programación que hay detrás.

Una persona que no conozca del tema y quiera una página web puede pensar que ambos servicios son lo mismo, cuando en realidad no es así. Por un lado está la forma en cómo va a lucir el sitio web y por el otro la programación que hay detrás. En palabras más sencillas, el diseño web cubre el aspecto y el desarrollo las funciones. Lo que significa que a la hora de solicitar una página web, posiblemente haya que hablar con dos profesionales: un diseñador web y un desarrollador web. Ciertos diseñadores son capaces de hacer las dos cosas, pero no siempre es así, más bien representan la excepción a la regla. Si se quiere tener una página web personalizada, serviría de mucho conocer al respecto, pero igual es labor de los diseñadores (y desarrolladores) expresar ideas que sean de provecho. Por lo tanto, este trabajo tiene cierto componente de creatividad, proactividad, ingenio y habilidad técnica. Para empezar, se maneja un vocabulario propio de los sitios web, como dominios, portales, hosting, bocetos, etc. Todo empieza con el diseño, ya que no se puede programar una página que no haya sido diseñada.

¿Cuáles son las pautas a considerar al solicitar un sitio web?

En primer momento, vale la pena ver el portafolio que tenga el diseñador, en pro de visualizar cuál ha sido su labor. Además de conocer su estilo, las temáticas que utiliza, los colores que emplea, la forma en que organiza las secciones de la página, su experiencia, su reputación, entre otras cosas. Sin embargo, no debe costar mucho seleccionar a uno que haga un buen trabajo, por lo que uno puede despreocuparse y desviar su atención a actividades más entretenidas, como ingresar a NetBet Casino. Cuando se contacte al diseñador, éste debería plantear varias propuestas de acuerdo a la solicitud del cliente. Además, necesita escuchar con paciencia las sugerencias del mismo, siempre y cuando no se propongan demasiadas modificaciones. En ese caso, puede que cobre una recarga por el trabajo adicional. Algunos de los software utilizados por estos profesionales son programas de edición de imágenes y archivos gráficos, que permiten hacer montajes, combinar ilustraciones, diseñar esquemas y estructurar ideas en un conjunto estético. En ocasiones usar dichos programas exige equipos modernos que los soporten, lo cual termina afectando en el precio del servicio. Si te da curiosidad saber más de las herramientas que usan, puedes leer este artículo.

¿Qué hace un desarrollador web?

Este profesional toma el diseño hecho por el diseñador y lo “activa”, agregando la funcionalidad de los botones, el carrito de compras, los mensajes de error, las secuencias de imágenes, los sombreados al pasar el cursor, etc. También se hace cargo de aspectos técnicos como el hosting, que es el lugar donde va a estar almacenada la página web. Por lo general, los planes son de 1 o varios años, puesto que muchas veces los clientes quieren que sus sitios web estén activas por mucho tiempo. Nadie va a querer una para tenerla por unos pocos meses. Otra labor del desarrollador es ocuparse de la configuración interna de la página web, que se refiere a la cantidad de solicitudes máxima que puede permitir, las implementaciones de seguridad ante ataques malintencionadas, la protección para que no copien y peguen el contenido (texto, imágenes, etc.), los muros de pago, el acceso interno, etc. Aunado a ello, deben estar atentos en caso de que los soliciten sin previo aviso para arreglar un problema con el código de la página, si así lo estipula el contrato. Recordemos que el desarrollo implica mucho código de distintos lenguajes de programación.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!