Energía positiva para enganchar en redes sociales

Una de las cuestiones que hay que plantearse antes de desarrollar la estrategia de marketing que nuestra marca o empresa seguirá en redes sociales, es el tono con el que vamos a comunicar nuestros mensajes.

Una de las cuestiones que hay que plantearse antes de desarrollar la estrategia de marketing que nuestra marca o empresa seguirá en redes sociales, es el tono con el que vamos a comunicar nuestros mensajes. Formal, informativo o desenfadado, es importante decidir cómo queremos que nuestra comunidad nos vea, pues, al fin y al cabo, cómo le contemos las cosas determinará en gran medida la imagen que tengan de nosotros.

Energía positiva para enganchar en redes sociales

© Rido – Fotolia.com

Echando un vistazo virtual podemos darnos cuenta de que, en este sentido, el positivismo parece estar de moda como herramienta para enganchar a nuestros seguidores. Una actitud vital y optimista ante la vida se ha convertido en el leitmotiv de muchas marcas, que no dudan en comenzar los lunes con amplias sonrisas o mensajes gráficos que nos hacen recalar en la felicidad de las pequeñas cosas. Es más, el ‘buenrrollismo’ se ha convertido en el origen en sí de muchas empresas que han desarrollado toda una línea de productos en torno a esta actitud ante la vida, y que están cosechando gran éxito en el mercado.

No sabemos si la crisis y la necesidad de salir de ella, tendrán algo que ver en ello, pero lo cierto es que es un buen instrumento para generar simpatía en nuestra comunidad. Pero ¿cómo saber si mi línea debe ir en este sentido o si, por el contrario, enviar mensajes de estas características puede resultar más contraproducente que otra cosa para mi marca?

Hay determinadas cuestiones a tener en cuenta para saber si el ‘buenrrollismo’ funcionará o no en mi estrategia de comunicación en redes:

  • Analiza tu producto, sácale todo lo positivo que pueda inspirar, cuando lo tengas, darlo a conocer.
  • Estudia detenidamente a tu público, ten en cuenta que este tono informal y edulcorado no es bienvenido por todos. Tantea con algunas entradas en esta línea y evalúa su repercusión.
  • Ser optimista no significa tomarse las cosas a risa. Tu comunidad ha de notar que te tomas con seriedad sus opiniones, así como tu trabajo y producto.
  • Alterna los post que resaltan el lado más brillante de la vida con otros más informativos y formales, tanto positivismo puede llegar a cansar a la gente por poca credibilidad.
  • Sonríe cada mañana antes de comenzar tu trabajo, esto puede ayudar a que los demás también lo hagan.

Y tú ¿consideras que una buena sonrisa es la mejor aliada también en redes sociales?

Olga Pérez BarberoOlga Pérez Barbero es una apasionada de la comunicación. Periodista y social media manager freelance alterna sus trabajos en el campo de la información online y offline. Es editora del blog La Enredadera Comunicación Social.

  1. Hola Olga, interesante tema. Personalmente estoy bastante harta del buenrollismo este que parece inundarlo todo. Me suena como la risa bobona de un adolescente. De esos que se ríen por cualquier chorrada. Creo que como responsables de marketing hay que definir las cosas con seriedad. Está bien buscar un mensaje positivo, pero el buen rollo por el buen rollo… Seamos serios, analicemos la marca, creemos una historia, investiguemos los valores, montemos un concepto. La risa floja se la dejamos a los adolescentes.

Comments are closed.

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!